Calidad y mejora, tendría que estar en la base de toda empresa.

CALIDAD, Jose Carlos Gisbert, logística,club almacenalia
  • facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Cuando hablamos de gestión de la calidad y de normas ISO 9001, se nos van los pensamientos hacia las grandes empresas que implantan planes de calidad y luchan por obtener los certificados ISO.

Si lo miramos desde la óptica de la pyme, quizás esto quede un poco lejos y todos estos sistemas y protocolos de control de calidad no terminen de encajar en el planteamiento de negocio de estas empresas.

Pero realmente nos hemos preguntado alguna vez, lo que pasaría si tratásemos de implantar un sistema de calidad en nuestra empresa, como podrían cambiar las cosas y hacer crecer el negocio.

Bienvenidos a la calidad tamaño “mini”

Si nos paramos a pensar un momento en el quehacer diario de nuestra empresa, podemos encontrar multitud de acciones y decisiones que aplicamos y que giran en torno a mejorar nuestro producto y el servicio a nuestro cliente. Pues bien ! sin ser conscientes de ello estamos aplicando normas de calidad en nuestra faena, cada vez que llevamos a cabo una acción en este sentido estamos creando reglas y normas de procedimiento, no escritas, que le dan personalidad y sello a nuestro trabajo.

Imaginemos por un momento que fuéramos escribiendo en una libreta cada una de esas ordenes, normas, usos, procedimientos, ideas, fallos, correcciones, incidencias, etc. Automáticamente estaríamos trazando un guión de control de calidad, parece que ya no estamos tan lejos de esos sistemas ISO !

Definitivamente las cosas no son tan sencillas, pero todo muro se construye poniendo primero un simple ladrillo. Pensar que una pyme pueda implantar un sistema de calidad en toda regla parece un poco arriesgado, pero existen multitud de ejemplos y no les va del todo mal. No se trata de la cantidad de normas y protocolos, se trata de diseñar un plan de calidad a medida de nuestra empresa, teniendo en cuenta todos los factores propios y ajenos, el volumen de negocio y las personas implicadas, los diferentes departamentos y muchos más factores. Y todo ello enfocado a crear una serie de modelos y normas que sepan todos y cada uno de los integrantes de la plantilla, que ellos sean los primeros vigilantes de su cumplimiento y que la empresa este abierta al cambio y enfocada al cliente interno ( su empresa y capital humano) y al cliente externo.

Los planes de calidad no tiene que ser gigantescos y pesados monstruos, tienen cabida en cualquier empresa por pequeña que sea y es uno de los mejores sistemas para garantizar la satisfacción del cliente.

¿Estas preparado para marcar la diferencia?

 Jose carlos gisbert

clubalmacenalia.com

! Suscríbete al blog ¡

! Suscríbete al blog ¡

SUSCRIBETE Y MANTENTE INFORMADO.

Política de privacidad. POR FAVOR ACEPTAR

Suscripción realizada con éxito (revisa tu correo no deseado)

Pin It on Pinterest

Share This