ARTÍCULO PROMOCIONADO

¿Has pasado hoy suficiente tiempo con tu hijo? ¿Te has tomado esa caña que tenías pendiente con tus amigos? ¿Has podido ir a correr por el parque?

Diariamente elegimos qué hacer con nuestro tiempo libre. Llegamos siempre a la misma conclusión: tenemos muchas cosas por hacer y muy poco tiempo para hacerlas.

En entornos laborales ocurre lo mismo. Una serie de tareas que deben ser encadenadas de la mejor forma para optimizar el proceso y ser productivos. El tiempo corre y la actividad no puede parar. Las prisas no son buenas consejeras…

En el almacén se llevan a cabo numerosas actividades: recepción de mercancía, registro, almacenamiento, mantenimiento, seguridad, preparación de pedidos, coordinación con departamentos,… Sin embargo, no todas las acciones que se llevan a cabo en un almacén incorporan valor al producto, por lo que debemos minimizar ese impacto.

Quizás estemos hablando de uno de los eslabones más importantes de la cadena logística. El almacén tiene un papel fundamental ya que es clave con respecto a calidad y costes. Con respecto a la calidad porque asegurar la recepción en tiempo y forma de la mercancía es clave para que demos un servicio correcto a nuestros clientes y podamos comprometernos con ellos y generar confianza. Y con respecto a los costes, porque optimizar y gestionar correctamente las compras y las operaciones de recepción y almacenaje es fundamental para no desperdiciar recursos. Una de las tareas que más recursos requiere es el inventario de almacén. La realización del inventario es una tarea ordinaria, peligrosa y gran consumidora de tiempo. Es una operativa compleja, que requiere de grandes números de personas y equipamiento necesario para trabajar en altura. Además, requiere de una correcta planificación, de formación adecuada, de coordinar la prevención de riesgos laborales… El inventario de almacén es sin duda una tarea tediosa, pero gestionar correctamente el stock es sinónimo de garantía.

Drones airvant, innovación logística
  • facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Los drones se pueden utilizar en la gestión de inventario de las empresas. La realización de las evaluaciones de inventario con el dron permite a las empresas reducir costos y acelerar todo el proceso, al tiempo que proporciona una información más detallada de la operativa. También aumenta la seguridad en el trabajo, al poder llegar a zonas de difícil acceso y no someter a personas a trabajos en altura.

Considerados como una de las cinco tecnologías disruptivas en almacenes (conjuntamente con la robótica, AVS, IoT y AR/VR), los drones pueden modificar procesos que duran horas, por otros que duran minutos. El objetivo final es aumentar la productividad, la seguridad y ahorrar tiempo en la realización de los inventarios.

Pero, ¿cómo se hace un inventario de almacén con un dron?

Lo vemos con un caso real: almacén con mercancía paletizada en estanterías convencionales. Cada pallet lleva su propia codificación (normalmente un código de barras). En este caso Code128. Capacidad de 18000 m2 y con 8000 posiciones activas. La altura máxima de 12 metros y con la particularidad de que en determinadas ubicaciones se colocan varios productos/mercancía, siempre identificados con código de barras. En esa posición tendríamos que realizar varios picajes, por lo que tendríamos que sumar a las 8000 posiciones (con mercancía o sin ella) aproximadamente 1000 picajes adicionales. En total 9000 picajes.

La realización del inventario y auditoría de la mercancía se realiza con un equipo formado por un piloto y por un operador que verifica el proceso en tiempo real y gestiona el software del sistema.

Mediante el dron, con un dispositivo que contabiliza todo tipo de códigos de barra (QR, lineales, Matrix…), se realiza el picaje de la mercancía, y el operador verifica que la contabilización de la mercancía se está realizando correctamente.

El dron lleva incorporado un dispositivo capaz de leer cualquier tipo de código de barras y la información la integra en un software que genera en tiempo real el mapa de almacén. De esta forma se va imputando para cada localización, la correspondiente mercancía asociada.

El resultado final es un mapa de almacén que se integra en el SGA del almacenista.

El proceso permite también ir contrastando la mercancía que se va picando con la información con la que dispone en el SGA y se chequea, uno a uno, el estado de las localizaciones.

Se realizan aproximadamente 1400 picajes por hora, y es necesario contabilizar los cambios de batería del dron, por lo que hablamos de la realización de un inventario de aproximadamente unas 7 horas para 9000 items, empleando para ello tan sólo a dos personas.

Los buenos resultados se obtienen con las estrategias correctas. En este sentido los drones facilitan información de valor, en muy poco tiempo, para dirigir las acciones hacia los objetivos. Sin duda, los drones son una herramienta poderosa para optimizar el almacén.

Míralo tu mismo !

Cuando vuelvas a pensar en drones, después de ver las aplicaciones industriales que pueden tener, te cambiará el concepto.

 

Guillermo Valero 

Guillermo Valero ha estado siempre vinculado al mundo de la innovación. Es fundador de Airvant, empresa que aporta soluciones de almacén mediante el uso de drones . Airvant realiza operaciones que abarcan la planificación, el vuelo, la captura de datos, su tratamiento y análisis para convertirlos en información válida para la gestión del almacén.

www.airvant.com


! Suscríbete al blog ¡

! Suscríbete al blog ¡

SUSCRIBETE Y MANTENTE INFORMADO.

Política de privacidad. POR FAVOR ACEPTAR

Suscripción realizada con éxito (revisa tu correo no deseado)

Pin It on Pinterest

Share This