Ni es tan fácil ni tan útil. Descubre por qué

Vamos a analizar la parte menos visible o menos comentada de la tecnología B2B

Estamos en la era de la tecnología o casí…

Cada día aparecen en los medios artículos que nos recuerdan como avanzan los procesos de digitalización de las empresas, cuales son las últimas aplicaciones o creaciones y lo mucho que les queda, a las empresas españolas, para asumir las bondades de la tecnología.

Esta última parte, en concreto, me llama poderosamente la atención.

Como consultor y formador, estoy teniendo la enorme surte de poder trabajar con empresas de diferentes sectores, de diferentes perfiles y con enfoques muy variados y la verdad es que tenía muchas ganas de escribir sobre esto.

Existen puntos coincidentes entre estas relacionados con diferente áreas y uno de estos puntos en los que la mayoría de las empresas, de diferentes sectores, coinciden es precisamente en la aplicación de la tecnología y la digitalización de uno o varios de sus procesos.

No es oro todo lo que reluce

Este refrán bien se puede aplicar a la realidad del maridaje entre empresa y tecnología.

La tecnología y la digitalización se resisten para muchas empresas y en otras que ya está implantada, existen problemas serios para sacarle el potencial que sería razonable.

Entonces, qué está pasando, cuáles son las barreras o es solo un cuestión de mentalidad.

Vamos a poner un ejemplo ficticio de cómo sería, personalizando la adquisición de tecnología por parte de una persona, que bien podrías ser tu:

La tecnología esconde más costes de los que aparenta.

Todo tiene un coste o un precio, pero el secreto del éxito está en la proporción, en tener el sentido de la proporción.

tecnología, digitalización, Jose Carlos gisbert, logística empresarial
  • facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Imagina, que para adquirir un smartphone de última generación tuviéramos que pasar por el siguiente proceso:

En primer lugar, pasaríamos por un proceso de selección para averiguar cuál es el aparato que más nos interesa o que se ajusta a nuestro perfil.

El primer reto sería intentar adivinar cuáles serán nuestras necesidades futuras, básicamente porque si el aparato nos va a costar una fortuna (la tecnología es cara, no nos engañemos, otra cosa es que exista un ROI) no nos podemos permitir el lujo de pensar solo en lo que necesitamos en este momento.

Por otro lado, el comercial, nos tentará con increíbles aplicaciones, velocidades, memoria, conectividad, etc. que harán más difícil la elección y más cara.

Imagina que ya tienes tu smartphone y tras unos meses utilizándolo te das cuenta de que:

  • Necesitas más memoria, porque cada vez tienes más clientes: acudes a la tienda y te dicen que para aumentar esta tienes que pagar un extra de 1000€ al mes y una reprogramación del software y hardware de 5000€.
  • Tu smartphone, no te ofrece gráficos con nuevos indicadores para un proyecto que estás realizando , la aplicación nativa es insuficiente, conectado con un cliente: la marca del smartphone te indica que tienes que variar los comandos de integración (8000€ x 5 comandos = 40000€), reprogramar el sistema (6000€) y enviar a un técnico a tu casa para que compruebe si el problema es tu wifi (2400€). Finalmente y con las comprobaciones necesarias total 48400€. Sin contar la formación que tienes que impartir al resto del equipo para que todo se coordine (3000€).
  • Al poco descubres que, tu smartphone con IOT & Big Data, solo se puede conectar con aparatos de última generación y en tu casa lo único de última generación que hay es el peluche de Spiderman de tu hijo: para sacar el máximo partido al aparato tienes que realizar una transformación digital de tus sistemas caseros (horno, nevera, persianas, luces, puerta, TV, etc.) 1.345.000€
  • Ya tienes tu casa y oficina conectados al aparato, pero no funciona nada como debe, solo le estás sacando un 30% de rendimiento al sistema, así que decides consultar a un consultor, que tras análisis y diagnóstico (34000€), te recomienda cambiar de smartphone o externalizar la gestión del sistema para olvidarte de dolores de cabeza (125000€ x año).

CREACIÓN Y GESTIÓN DE UN E-COMMERCE EN MODA

PARA EMPRESAS Y EMPRENDEDORES: PON EN MARCHA UNA TIENDA ONLINE DE MODA DE MANERA PROFESIONAL .
Creado e impartido por Jose Carlos Gisbert

La pregunta es:

¿Te comprarías un smartphone o mejor te quedas como estás?

Es un ejercicio de ficción que trata de ilustrar el día a día de la empresa con la tecnología.

Ciertamente, la tecnología y la digitalización, son el futuro y ofrecen infinidad de ventajas que no podemos discutir, el problema radica en que, a día de hoy, es cara en su adquisición, mantenimiento, integración y configuración.

Las ventajas que ofrece se ven lastradas por el gran coste que supone mantener esta y sobre todo ir adaptando la tecnología al desarrollo de cada empresa.

Si a ti te dicen que ese smartphone tan tecnológico, con tantas funciones y con tantas posibilidades, al cabo de tres años te estará costando 1.000.000€ al año es probable que no te lo compres.

Sin duda hay empresas en las que la tecnología se ha implantado y está generando beneficios, se han hecho las cosas bien y todo funciona correctamente, pero también son empresas que se lo pueden permitir y que tienen más que perder si no lo hacen.

Pero que pasa con las empresa que no son así:

  • Cansancio: la empresa harta de tener que pagar por todo, decide no volver a realizar ningún cambio y autogestionarse de manera analógica volviendo a los sistema pre-tecnología.
  • Dependencia: si para realizar cambios en sistema, la empresa, tiene que depender de terceros, perder tiempo y pagar costes de intervención, decide realizar los cambios por su cuenta utilizando a personal de IT propio, que puede salir más caro.
  • Desarrollo: lo ideal es que la empresa crezca y varíe sus modelos y sistemas, si este desarrollo depende de actualizar su tecnología y esto es costoso, puede frenarse ese impulso.
  • Comercialización: si la empresa que vende la tecnología lo hace pensando más en los beneficios posventa, que en la venta del paquete inicial, está condenando a su cliente y no genera ningún valor digno de ser nombrado.

Algunos ejemplos reales

Vamos a repasar algunos casos en los que he encontrado un impacto negativo en la aplicación de la tecnología y en la facilidad de esta para ofrecer soluciones.

Software tipo ERP

Empresa x del sector automoción: Esta empresa trabaja con un archi conocido ERP.

Tras unas jornadas de mejora continua con el equipo de logística, se extraen una serie de mejoras de las cuales tres tienen que ver con la variación de procesos que a su vez, requieren de la reprogramación del ERP.

Esta empresa requiere de aprobación por parte de el departamento interno encargado de gestionar el tema (ya que las reprogramaciones son muy costosas), para llevar a cabo los cambios que en la mayoría de los casos se acaban abandonando por tiempo excesivo y altos costes.

En este caso la tecnología solo es útil para lo programado, resultando inútil para realizar mejoras debido a los altos costes.

Automatización de almacenes

Empresa x del sector moda: Esta empresa decidió automatizar parte de su almacenaje mediante un almacén automático con lanzadera de una muy conocida marca.

Este silo se proyectó para gestionar el stock de servicio y seguridad, pero aparecieron problemas en la preparación de pedidos y tras una sesión de mejora continua que hicimos identificamos una serie de mejoras, de las cuales, la principal tenia que ver con el etiquetado de los palets que salían del almacén, tras consultar al fabricante la posibilidad de variar el modelo o diseño de la etiqueta, este confirmó que era posible pero el coste de la modificación era muy elevado.

Finalmente nos fuimos a una tienda de “chinos” compramos unos gomets de colores y realizamos la gestión visual de la mejora pegando a cada palet su gomet de color.


Cuando la tecnología tiene por objeto el enriquecimiento del que la vende, se convierte en inútil con el tiempo.


Sistemas robóticos

Empresa x del sector automoción: En este caso, una multinacional conocida estaba trabajando con LGV (vehículos de guiado automático) para automatizar la ubicación de la mercancía desde el punto de fabricación al de almacenaje.

Tras unas sesiones de mejora continua con el equipo de almacén, encontramos que el sistema de ubicación programado para el LGV, estaba provocado graves retrasos en la preparación y carga de pedidos, la mercancía se tenia que mover y cambiar de sitio varias veces con el coste derivado.

Tras justificar la necesidad de variar el programa de ubicación del LGV la empresa denegó el cambio debido al enorme coste de esta reprogramación, a día de hoy se sigue perdiendo tiempo, cometiendo erres, dañando la mercancía y la moral del equipo de trabajo, por la imposibilidad de lograr mejoras simples que deberían de ser fácilmente realizables.

Son solo algunos ejemplos extraídos de mi experiencia en el sector logístico, pero se de buena tinta que son extrapolables a todo tipo de sectores y tecnologías, y eso es muy preocupante ya que impacta de lleno contra la capacidad competitiva de la empresa.


Te invito a la reflexión

tecnología, digitalización, Jose Carlos gisbert, logística empresarial
  • facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

La tecnología, para ser realmente un bien necesario para el desarrollo, debería de plantearse de otra manera.

La misma tecnología que para unos es altamente eficaz y generadora de valor, para otros es un verdadero dolor de cabeza y de bolsillo.

Por no hablar de la cantidad de empresas, Pymes en su mayoría, que no pueden tener un acceso a ella y deben esperar a que esta se desarrolle hasta que sea asequible, de esta manera solo la consiguen en primera instancia los que tiene más medios lo que hace que la competitividad sea difícil de alcanzar para todos.

Los que venden las soluciones tecnológicas

Las empresas que venden tecnología, si basan sus modelos de negocio en obtener los beneficios posventa están arrojando piedras contra su propio tejado.

Cada día, las empresas emergentes del sector basan sus modelos de tecnología en diseñar productos asequibles, flexibles e integradores con unos estándares de posventa menos traumáticos para la empresa, ese es el camino.

Las soluciones

Si realmente queremos ser competitivos, tenemos que hacer todos un esfuerzo de implantación de la tecnología y la digitalización que vaya más allá de los grandes titulares, los espectaculares eventos que venden humo.

Tenemos que ser realistas, pragmáticos y tener visión a largo plazo, de lo contrario los grandes titulares, eventos, foros y mesas redondas quedarán para más gloria de los asistentes.

La tecnología y la digitalización tiene que ser:

  1. Accesible para todos.
  2. De costes razonable
  3. De desarrollo cooperativo empresa – fabricante (win win)

Esto es solo una reflexión…

El éxito de la digitalización en la empresa española está en duda, descubre por qué. #tecnología #digitalización Clic para tuitear
avatar
  • facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce

! Suscríbete al blog ¡

! Suscríbete al blog ¡

SUSCRIBETE Y MANTENTE INFORMADO.

Política de privacidad. POR FAVOR ACEPTAR

Suscripción realizada con éxito (revisa tu correo no deseado)

Pin It on Pinterest

Share This