generar ingresos, empresa, logística
  • facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

GENERAR INGRESOS, PERO TAMBIÉN PROBLEMAS
Todos recordamos ese famoso personaje siniestro que aparecía en los sueños de los adolescentes Americanos allá por los 80, Freddy Krueger, en la pelicula Pesadilla en Elm Street. El actor que encarnaba el personaje se llama Robert Englund y prácticamente solo se le conoce por este papel, a pesar de tener más de 50 películas en su haber , además de series y cameos varios . Se trata sin duda de un claro caso de actor encasillado.

Esta circunstancia no es privativa del mundo del cine, como todos sabemos ocurre en la vida y en el trabajo, encasillamos a las personas por sus características y nos encasillamos a nosotros mismos por hacer o dejar de hacer cosas que nos hacen definirnos como exclusivos para algo.

En el mundo de la empresa ocurre lo mismo. ¿ A quien llamamos para que nos arregle una máquina averiada, a las 7 de la tarde ? a la empresa X que siempre está disponible para esas cosas o si nos sale una entrega para un cliente en Madrid, a las 8 de la mañana y son las 7 de la tarde, acabamos llamando a X para que nos lo haga por que ellos siempre se las arreglan para estas cosas.

Encasillar la empresa

En los tiempos críticos que corren, muchas empresas se han visto obligadas a hacer un determinado tipo de faena, que en otras circunstancias no hubieran aceptado. Incluso ese tipo inusual de faena, pasa a ser una fuente de recursos de última esperanza para salir a flote y generar ingresos, esto tiene su lado positivo y su lado negativo, es obvio que su parte positiva pasa por generar ingresos, tan necesarios para la supervivencia; pero por otro lado, basar la subsistencia de la empresa en las realización casi exclusiva de estos trabajos puede generar el encasillamiento de la empresa.

Hay empresas que hacen del último recurso su sistema de trabajo, lo convierten en una forma de vida admisible y positiva, pero y la empresa que se ve obligada a realizar estas faenas. seguramente ni el empresario, ni los trabajadores estén contentos con tener que trabajar con este tipo de sistema, esto se traduce en un descontento y frustración generalizados y quizás en una sensación de impotencia generada por no poder controlar el que y el como.

Hasta que punto esta situación es sostenible y cuando empezar a revertir el circulo vicioso que suponen estas prácticas, no es fácil, pero ahora que parece que se vea la luz al final del túnel, es el mejor momento para empezar a buscar otras estrategias.

Estrategias para el futuro

A la hora de confeccionar una estrategia para empezar a desencasillarse, hay que poner la vista en el medio/largo plazo. Cambiar de la noche a la mañana con políticas agresivas de vuelta a la normalidad no me parece una buena idea. Se trata, más bien, de replantearse el sistema del area comercial, redefinirlo en pos de nuevos objetivos y clientes, ir dejando poco a poco la faena conflictiva para sustituirla por faena limpia y de calidad, tratar de fidelizar a los clientes que ya se tienen redirigiéndolos a los nuevos sistemas, mejorar los sistemas para minimizar el impacto de la faena conflictiva que, sin duda, tendremos que seguir haciendo durante un buen periodo, hasta llegar a la normalidad. Pero lo más difícil no es la estrategia, es el hecho de que el empresario esté dispuesto a renunciar a los ingresos que provienen de esta faena y tener confianza en que serán sustituidos por otros, provenientes de otra faena de más calidad y que a fin de cuentas es una apuesta de futuro.

Dar el paso es difícil en todos los sentidos, pero merece la pena ser fiel a los principios que han construido una empresa.

Jose Carlos Gisbert

CEO ESI & CLUB ALMACENALIA

! Suscríbete al blog ¡

! Suscríbete al blog ¡

SUSCRIBETE Y MANTENTE INFORMADO.

Política de privacidad. POR FAVOR ACEPTAR

Suscripción realizada con éxito (revisa tu correo no deseado)

Pin It on Pinterest

Share This