El proceso del picking paso a paso

El proceso del picking paso a paso

La preparación de pedidos paso a paso

Vamos a describir cómo se planifica y ejecuta el proceso de preparación de pedidos, qué medios se pueden utilizar y cómo mejora la tecnología el picking.

Desde el punto de vista operativo el picking supone:

1
Alrededor del 70% de tiempo de trabajo en los almacenes.

2
Una media de 4 empleados trabajando exclusivamente (almacén medio en pequeñas empresas).

3
Cerca de un 75% de los errores que se producen en un almacén.

Desde el punto de vista del proceso, el picking supone el proceso más costoso en ejecución y más relevante a la hora de formalizar KPIs de desempeño tanto ante el cliente como en la propia explotación de la empresa.
Es obvio que si estamos ante un proceso tan relevante, este debe planificarse y ejecutarse de manera estructurada y con los recursos adecuados.

Veamos una descripción funcional de un proceso de picking convencional y sus posibilidades de mejora.

Fases del proceso del picking

De manera general se puede dividir la preparación de pedidos en 4 fases (Ilustración 1).

Picking, almacén, preparación de pedidos, blog de logística

Fase 1: Planificación y ordenes

En esta fase se pueden distinguir, por un lado la planificación y por otro las ordenes de pedido a preparar.
La planificación, que será un concepto fijo de cómo hacer el picking o con un protocolo de trabajo que requiere una organización previa y que nos va a servir para determinar cómo se realizará el proceso, de que parte se ocupa cada quien y de las directrices de comprobación, calidad y registro que serán necesarias para garantizar un picking fiable.

Por otro lado, en la 1ª fase y ya a nivel operativo, la recepción de la orden de pedido o orden de picking iniciará el proceso de preparación, que antes habremos planificado.
Una orden de picking consiste en un documento interno donde se refleja el pedido de un cliente que tenemos que preparar y que debería informar al preparador de conceptos como:

  • Tipo o referencia del articulo (nombre, número, fotografía o ilustración, etc.)
  • Ubicación exacta del articulo en el almacén (pasillo, estantería, nivel, posición, boca, cajón, portal, etc.).
  • Numero de unidades a extraer.
  • Referencia o número de pedido.
  • Datos relativos a la preparación, observaciones, etc.
  • Datos relativos al transporte o expedición.

También señalaremos que la orden se puede completar con conceptos como:

  • Número de artículos en existencia (en cada posición), de esta manera facilitamos un inventario continuo.
  • Apartado de verificación de calidad o conformidad.
  • Apartado de identificación del operario.

En función de la organización de cada almacén o de la cantidad y frecuencia en la salida de pedidos o del número de artículos en el pedido, se pueden expedir ordenes de picking para un solo pedido o para varios y pueden ser completados por un operario o varios.

En este sentido y como mejora, introduciremos el uso del SGA o ERP como facilitador de estas operaciones. Estos softwares automatizan parte del proceso de picking ayudando a ubicar la mercancía y luego a prepararla señalando al operario las instrucciones exactas para completar el pedido.
El ERP o SGA se puede aplicar en la preparación de pedidos manual o con sistemas automatizados del tipo Pick-To-Light

Fase 2 y 3: Ruta de recogida y extracción de artículos

En esta parte del proceso se consume la mayor cantidad de tiempo.
El operario tiene que ir extrayendo los artículos descritos en la orden, buscándolos a lo largo del almacén, para ello se debe definir un ruta de recogida que cumpla con las siguientes condiciones:

  • Que sea una ruta donde no se pase dos veces por el mismo sitio.
  • Que sea una ruta corta, es decir con la menos distancia posible.
  • Que sea una ruta rápida, intentando que el consumo de tiempo sea razonable.
  • Que sea una ruta que facilite el acceso a la mercancía.

Es necesario hacer constar que en esta fase es donde más errores se producen, ya sea por que el operario se confunda de artículo o de número de unidades, como que se extraigan artículos dañados, bloqueados o se dañe en el proceso.
Por otro lado, el error puede venir de la confección de la orden, que esta contenga errores respecto al pedido original, que las ubicaciones dadas no se correspondan con las físicas o existan errores en el inventario.
Finalmente, la extracción de artículos se debe realizar con los recursos adecuados y el operario debe preparar estos: carro de picking, pistola de lectura de códigos, plataformas elevadoras, carretillas o escaleras, cajones o cajas, etc.

Como mejora insistiremos en el uso de tecnología mencionada (ERP y SGA) y en especial debemos mencionar a los sistemas guiados por luces o Pick-to-light (Imagen. 2), como ejemplo del uso conjunto del ERP o SGA y este sistema que automatiza el proceso de localización y extracción de artículos, elevando la productividad a niveles entre un 40% y 200% con menos recursos.
Por medio de leds, el operario visualiza rápidamente la ubicación y por medio de un display ve el número de unidades a coger y confirma la extracción.
Cabe destacar la enorme capacidad de trabajo de estas instalaciones para absorber impactos en la actividad como los vividos con el COVID19 donde se reducen las plantillas y la demanda sufre fuertes fluctuaciones, los sistemas Pick-to-light son grandes soluciones como las que ofrecen especialistas como Electrotec y que nos describen en su web.

Picking, almacén, preparación de pedidos, blog de logística

Fase 4: Preparación para la expedición

En esta fase final consolidaremos el pedido conforme a las instrucciones y los sistemas de consolidación y embalaje que tengamos previstos.
En esta parte toman protagonismo las tareas de:

  • Comprobación de la mercancía: tanto de cantidades como de estado de los artículos, referencias, colores, tallas, etc. de manera que completemos el trabajo de verificación que tendríamos que haber hecho ya durante la fase anterior.
  • Consolidación para envío: protegeremos la mercancía en el interior del embalaje, cerraremos y etiquetaremos las cajas y finalmente realizaremos las operaciones complementarias como el pesado, volumen, etc.
  • Expedición: en este caso, básicamente se trata de colocar la mercancía en la playa de carga para que se la lleve el transportista que tenga programada la recogida.

A nivel de mejoras, igualmente insistimos en el uso de ERP y SGA para mejorar la gestión del almacén y del picking en general y la adopción de protocolos con las agencias de transporte para la recogida de la mercancía.

El proceso de preparación de pedidos no tiene por que ser complejo si se articula un protocolo y se revisan los KPI relativos al la calidad y desempeño.

Por otro lado, los sistemas automatizados en instalaciones de almacén y el software ponen a la empresa, a medio/largo plazo, en una posición competitiva, está demostrado.

Gracias! Si te ha gustado el post compártelo.

avatar

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce

Consultoria logística sí o no: Las claves aquí.

Consultoria logística sí o no: Las claves aquí.

¿Qué puede hacer un consultor por tu empresa?

Si eres un empresario o directivo y te has planteado la conveniencia de contratar a un consultor, descubre con detalle cómo te puede ayudar la consultoria logística.

¿Qué es la consultoria?

La consultoria es un servicio que presta un profesional cualificado e independiente a una empresa, con el fin de analizar, mejorar o actuar sobre determinadas partes del negocio.

Un consultor puede emitir informes y análisis sobre el funcionamiento de un área o de toda la empresa, realizar informes recomendando acciones concretas de mejora o actuando en persona sobre los procesos que se requieran.

La actividad de la consultoria es tan amplia que abarca todas las áreas de la empresa sin distinción de sector o tipo de negocio.

Bajo mi punto de vista, como consultor, el trabajo de consultoria es una oportunidad para la empresa de obtener una evaluación externa libre de factores subjetivos a la vez que, la empresa, centra sus recursos en su funcionamiento habitual mientras el consultor trabaja para propiciar la consecución del los objetivos.

En los últimos tiempos ha crecido de manera significativa la subcontratación de todo tipo de servicios y operaciones, la consultoria logística es una de estas áreas que más ha crecido, entre otras cosas porque permite a la empresa acceder al conocimiento y a la búsqueda de soluciones sin tener que contratar talento y asegurandose el éxito del proyecto gracias a la experiencia y especialización del consultor.

¿Cómo planificar la contratación de consultoría logística?

¿Cómo puedo ayudarte?

Hablemos de tus preocupaciones, sin compromiso.

En primer lugar tenemos que preparar el camino.

La empresa debe tener claro qué quiere o cuáles son sus objetivos a conseguir, no hay nada peor para el éxito de cualquier proyecto que la falta de concreción, esta falta, dispersa los objetivos y nubla el desarrollo de cualquier acción.

Si acudes al consultor con un proyecto claro y con unos objetivos concretos, la intervención de la consultoría logística será más eficaz, rápida y económica.

Para empezar puedes valorar los siguientes puntos:


01

Definir el objetivo a conseguir

¿Cuál es el objeto de la mejora o evaluación?

02

Definir la profundidad de llegada

¿Hasta dónde queremos llegar o abarcar?

03

Definir los recursos para empezar

¿Hasta qué nivel estoy comprometido a llegar?


1 ¿Cuál es el objeto u objetivo de la mejora o evaluación?

La dirección de la empresa Aceites de Córdoba 1902 (ADC), se está planteando desde hace algún tiempo la idea de salir al mercado online, a través de los medios se hace tanto énfasis en lo beneficioso del ecommerce que esta empresa, sabe que será una buena idea tener un canal de venta online, pero no sabe exactamente cómo afrontar este reto.

ADC es una empresa familiar (ficticia) fundada en 1902, de gestión y procesos convencionales y clásicos. El ecommerce supondrá para ellos tener que realizar una serie de cambios en su modelo de negocio y para ello necesitarán la intervención en diferentes áreas: ventas, logística, producción, etc.

Pero la dirección de la empresa no está segura de cómo afrontar los cambios así que empiezan a consultar a profesionales sin un objetivo concreto, con la intención de sondear, captar ideas, ver por donde van los tiros… Lo que finalmente resulta todavía más confuso.

Finalmente, ADC, se centra en lograr unos objetivos tangibles y en planificar los pasos a seguir para la inmersión digital. Pidiendo al consultor unos servicios muy concretos, en el ámbito logístico:

  • Evaluación de los procesos logísticos actuales y su capacidad para integrarse en la venta online.
  • Evaluación de los procesos y procedimientos de gestión administrativa de pedidos, transporte e indicadores de control.
  • Informe con análisis y medidas de mejora para la adaptación al ecommerce, en una hoja de ruta para iniciar los cambios.

ADC, teniendo una hoja de ruta para realizar una transformación logística de sus procesos y cultura de trabajo, fue concreto y resolutivo facilitando el trabajo al consultor y construyendo una base sobre la que levantar y controlar nuevas oportunidades de negocio.

2 ¿Hasta dónde queremos llegar o abarcar?

En el ámbito logístico de la empresa, la cadena de suministro puede ser un factor determinante a la hora de ofrecer un buen servicio al cliente y establecer una buena política de costes.

En este sentido, el consultor, debe conocer si su trabajo se centrará solo en una parte de esa cadena, por ejemplo almacenaje y distribución, o irá más allá.

Por mi parte, recomiendo que se lea con perspectiva toda la cadena. Proveedores externos e internos, transporte en aguas arriba y abajo, compras, subcontrataciones, logística y cliente…

La profundidad de actuación del consultor puede estar determinada por la medida en que estas operaciones afectan a los costes y al cliente, por lo tanto es interesante para tu empresa conocer si estás dispuesto a ir más allá.

3 ¿Hasta qué nivel de implicación estoy comprometido a llegar?

Cualquier proyecto que no tenga el 100% de la implicación de la dirección se pone en peligro.

Esto significa que si te planteas una consultoría logística, deberás contar con recursos humanos y materiales para afrontar el proyecto. No puedes paralizar la actividad de una empresa para realizar cambios, pero tampoco puedes realizar cambios si no te comprometes a ceder parte del tiempo y recursos de la empresa al proyecto.

Piénsalo y dale forma a la idea de cómo se hará.


¿Cómo puede, la consultoría logística, ayudar a la empresa?

Un consultor deberá ser competente, neutral e independiente.

Mis servicios como consultor de logística aportan el valor que genera la transferencia de conocimientos, basados en la experiencia en numerosas intervenciones logísticas.

¿Hablamos?

La experiencia me dice que las necesidades de mejora de una empresa pasan por múltiples estados de necesidad, entre las más comunes:

  • Presión por ser más competitivos
  • Nuevos canales de venta
  • Crecimiento descontrolado
  • Transformación digital
  • Adopción de tecnologías (ERP, SGA, SAP)
  • Reorganización interna

Cada empresa interpreta bajo su prisma la necesidad que le oprime y en general suele coincidir con una o varias necesidades u objetivos de la lista.

Llegados a este punto, el consultor, debe leer esas necesidades y actuar con responsabilidad y sinceridad con el cliente.

las soluciones

El gestor de una empresa suele tener multitud de ideas en mente y ponerlas en práctica todas al mismo tiempo no suele dar buenos resultados, los grandes desarrollos se inician con pequeños cambios y normalmente a medio largo plazo. Pero siempre se puede actuar a dos niveles:

  1. La solución directa sobre una parte en concreto.
  2. La solución planificada sobre la totalidad del proyecto.

Personalmente, mi opción de trabajo combina ambas de manera que se pueden realizar pequeños cambios inmediatos y a la vez programar una hoja de ruta para desarrollar a un plazo más extendido el proyecto global.

En base a los estados de necesidad que has visto, la consultoria logística puede actuar sobre una serie de procesos, entre los más demandados:

  • Auditorías sobre procesos logísticos globales.
  • Análisis de procesos concretos: almacén, transporte, picking…
  • Mejoras en procesos de almacenaje: stocks, picking, ubicación…
  • Selección de software: SGA, Transporte, ERP, etc.
  • Gestión y organización de equipos en almacenes o departamento logístico.
  • Mejora de los procesos enfocados en el ecommerce.
  • Diseño de formación In Company: almacenes, gestión logística, mejora continua, gestión de compras…

En definitiva una larga lista de servicios que son más demandados, en función de mi experiencia profesional y que seguro están entre tus preocupaciones.

Lo qué no se demanda y hace mucha falta mejorar

O más bien: las áreas en las que necesitamos mejorar para ser más competitivos.

  • La orientación al cliente
  • La coordinación entre departamentos
  • Los objetivos empresariales comunes y compartidos
  • La mejora continua planificada
  • La formación del personal base

Es una constante que aparece y se repite en muchas reuniones de trabajo, de manera que yo he incluido soluciones basadas en estas áreas en todas mis intervenciones adelantándome a cubrir estos aspectos; esta serie de claves, de llevarse a término por parte de la empresa y de manera cultural y operativa podrían ahorrar a esta muchas horas de consultoría o muchas malas experiencias de los clientes, por no hablar de costes innecesarios y gestión confusa.

Descubre las asignaturas pendientes de la empresa en el área #logística. Qué debe hacer una #empresa para ser más competitiva.#gestiónempresas Clic para tuitear

CREACIÓN Y GESTIÓN DE UN E-COMMERCE EN MODA

PARA EMPRESAS Y EMPRENDEDORES: PON EN MARCHA UNA TIENDA ONLINE DE MODA DE MANERA PROFESIONAL .
Creado e impartido por Jose Carlos Gisbert

Conclusiones

Cuando hablamos de consultoría logística, entramos en un catálogo de posibilidades que pueden marcar la diferencia. Ser competitivos en servicio, costes y ser diferentes es posible tanto si la empresa se pone manos a la obra, como si se ayuda de un consultor .

Las ventajas que se obtienen, en base al modelo de consultoría que llevo a cabo, ➡️ Conoce cómo es este modelo, abarcan al corto plazo varias de las siguientes ventajas:

  • Reducción de costes logísticos gracias a la mejora de la eficiencia.
  • Mejora en la satisfacción y el servicio al cliente, gracias a la calidad del servicio.
  • Generación de ahorro a corto plazo.
  • Mejora de productividad, flujos de materiales y tiempos de trabajo.
  • Aplicación de métodos comprobados en mejora continua y Lean Management.
  • Desarrollo de soluciones con vistas al futuro y al desarrollo digital.
  • Altos indices de aceptación por parte de la plantilla, gracias a su participación activa en las mejoras.

Por lo tanto, antes de pasar a la acción:

  • Clarifica tus objetivos, segméntalos y pon negro sobre blanco lo que te preocupa.
  • Planifica qué quieres conseguir y en qué orden.
  • Haz una aproximación a los recursos de todo tipo que necesitarás poner sobre la mesa.
  • Por último, busca al consultor que comparta tu visión.

No dudes que la consultoria es una herramienta que ahorra recursos, dinamiza a la empresa, consigue acelerar los objetivos y siempre crea más valor que lo que cuesta.

En cualquier caso aquí estoy para ayudarte.


avatar

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce

Sistema RFID. Cómo mejorar la gestión logística y del almacén.

Sistema RFID. Cómo mejorar la gestión logística y del almacén.

Post Patrocinado

Buscas alternativas para la gestión logística automatizada y eficaz como ninguna, descubre las ventajas de un sistema RFID

Sin duda, hablando de gestión logística, el tiempo es la verdadera arma competitiva y lo que aporta valor a la cadena de valor de la empresa y a la percepción del cliente.

El cliente opta por trabajar con empresas que le ofrezcan el tiempo en forma de: plazos de entrega, plazos de fabricación, rapidez en resolver problemas, etc.

Siempre se están buscando maneras de mejorar la gestión y sobre todo el tiempo: SGA, ERP, CB etc.

Pero sin duda la referencia en ganar tiempo y capacidad operativa es el sistema RFID.

¿Qué es un sistema RFID?

RFID (Radio Frequency IDentification o identificación por radiofrecuencia) Es un sistema de seguimiento o búsqueda de referencias a través de etiquetas de radio frecuencia, lectores y antenas y un sistema de interpretación de los datos.

Los productos llevan consigo una etiqueta con un chip que los identifica, los lectores del sistema captan la señal de esta etiqueta y la transmiten al servidor, donde el software de gestión analiza la información bajo los parámetros elegidos.

Ejemplo:

En un almacén con sistema RFID integrado, se han colocado por todas las instalaciones antenas que captan la información de la señal de las etiquetas de forma estratégica:

  • Antenas en los muelles, para captar el movimiento de mercancías de entrada o salida.
  • Antenas en básculas, para enviar la información sobre los pesos de estas al sistema.
  • Antenas en las carretillas, para obtener la trazabilidad interna de la manipulación de la mercancía y otras informaciones de productividad o costes como: horas de trabajo de máquina, operario, número de movimientos, distancias, tiempos, etc.
  • Antenas en las entradas y salidas de las calles en el pulmón del almacén, para evitar errores de ubicación, controlar la mercancía por zonas.
  • Antenas en pared y techo, para captar los movimientos y actividades que se realizan en el transcurso del trabajo diario.

Entre otras.

Esta información captada por las antenas es procesada y convertida en datos para diferentes usos:

  • Gestión de stock.
  • Gestión de procesos.
  • Revisión de costes, tiempos y demás datos de explotación.

Lógicamente, la información es poder y en este caso es una ventaja competitiva dado el claro control de los procesos, mercancía y recursos que impactan directamente sobre la cuenta de resultados de la empresa y el servicio al cliente.

Debemos pensar que la tecnología RFID, no es nueva, pensemos en la ropa, casi todas las tiendas de ropa han integrado esta tecnología, en este caso para aportar seguridad y también trazabilidad.

Así mismo, en logística, cada día va en aumento el número de empresas que se valen de este sistema para gestionar sus mercancías e integrarse con otras empresas formando una cadena de trazabilidad.

Un sistema RFID, es capaz de monitorizar el movimiento de cualquier mercancía, bien en las propias instalaciones del fabricante, como en las instalaciones de venta, logística, proveedor, etc. siendo una ventaja competitiva muy importante.

¿Qué ventajas ofrece el sistema RFID?

Si tuviera que comentar la principal ventaja del sistema RFID sería su capacidad para rastrear el producto y ofrecer información en tiempo real de todos sus movimientos por el almacén:

  • Entradas.
  • Ubicaciones, cambios de ubicación.
  • Quién lo ha manipulado y cuándo
  • Salidas.
  • Seguimiento del producto en transporte y tienda.
  • Gestión activa del stock e inventario con alertas.
  • Gestión de los medios de manutención.
  • Gestión de RRHH.

Esto es una muestra en el entorno del almacén.

A nivel logístico el sistema RFID nos da ventajas como:

  • La posibilidad de identificar un producto desde el origen.
  • Obtener una completa visibilidad de la cadena de suministro.
  • Gestionar las operaciones de gestión de recepción, envío y manipulación.
  • Gestión de la logística inversa.
  • Integración con los sistemas externos, de los clientes o proveedores.

Hoy en día la tensión que sufre la logística es cada vez mayor, los hábitos de compra cambian, la irrupción del ecommerce o la tecnología dejan al descubierto los puntos débiles de la logística, el cliente está cada vez mejor informado y maneja datos más relevantes para tomar sus decisiones de compra.

En este panorama se hace casi imprescindible contar con tecnología que agilice los procesos y ofrezca un caudal de información para tomar decisiones estratégicas. El sistema RFID es el mejor posicionado para ofrecer a la empresa esta ventaja.

avatar

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce

¿Cómo puedo ayudarte?

Hablemos de tus preocupaciones, sin compromiso.

Tipos de palet y recomendaciones de uso

Tipos de palet y recomendaciones de uso

El palet, una herramienta universal y polivalente: todo lo que necesitas saber sobre el.

ARTÍCULO PROMOCIONADO Te invito a hacer un breve pero intenso recorrido por el uso del palet, con una serie de recomendaciones y consejos.

Unas consideraciones previas sobre el palet

Si tuviéramos que elegir un medio de manutención y transporte universal, seguramente elegiríamos al palet como protagonista. Pocos sistemas son tan versátiles y ampliamente utilizados a lo largo de todo el planeta y en todo topo de industrias. Los diseños y tipos de palet son tan variados como lo son el tipo de empresas que los utilizan. Los materiales de construcción son igualmente variados, desde la clásica madera, pasando por el metal, plástico, DM o las fibras. El transporte por casi cualquier tipo de medio, se beneficia de la consolidación de cargas que permite el palet y de su posterior cadena de manutención el almacenes, operadores, puntos de venta, etc. El diseño del palet se ha ido adaptando al tipo de mercancía y sector y a las necesidades de transporte y almacenaje propias de cada industria. Palets con diferentes formas, sistemas de seguridad o manipulación, tamaños o pesos, todo en función del tipo de industria y mercancía a manejar. Por ello el palet en si mismo constituye una categoría única entre los sistemas de manutención y transporte, que merece ser tratada con la importancia que en la práctica tiene.

“El palet unifica lo diverso y simplifica el transporte”

¿Que tipo de palet puede interesarme?

El palet más común es el europeo (Europalet), se utiliza tanto en el transporte como en el almacenaje de forma masiva en nuestro continente. Está construido en madera y tiene alternativas de otros materiales, como el palet de plástico que ofrece similares características en cuanto a tamaño y uso, a la vez que los pesos son inferiores y su capacidad de almacenamiento en vacío (apilados) es mayor que su hermano Europalet. La otra opción más utilizada es el palet Americano, con unas dimensiones mayores y que es ampliamente utilizado en el continente americano y asiático. Este palet ofrece ventajas a la hora de apilar cajas, ya que su capacidad es mayor dada su mayor superficie útil, y es una herramienta  ideal para trabajar a nivel interno, mover mercancías entre almacenes o apilarlas en espera de tratamiento, no es recomendable utilizarlos para el transporte fuera de la empresa o en circuitos abiertos, también tiene sus versiones muy interesantes en plástico.
Recomendación: Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio. Si vas a almacenar palets en tu empresa te recomiendo que elijas un espacio concreto en el cual guardar los palets de forma limpia y ordenada, sitio que todo el mudo debe conocer y respetar a la hora de recoger o dejar los palets vacíos, es decir el sitio de los palets. No permitas que se dejen palets por cualquier lugar. De este modo tendrás controlados e inventariados los palets de manera más accesible y ordenada (más sobre gestión del almacén).

¿Qué otras opciones de palet o contenedor pueden ser interesantes?

Al margen de los palets clásicos, podemos ver con interés el uso de alternativas que nos pueden convenir por sus especiales características. Ya sea porqué son sistemas de manutención de materiales más ligeros: Palets de plástico o fibra, o porqué  su diseño permite consolidar y transportar mercancías de tamaños o pesos reducidos o con especiales características. Veamos algunos de ellos: Palets de plástico Este tipo de palet es más ligero que su hermano de madera, puede rondar los 6kg y en muchos casos es encajable permitiendo ganar espacio de almacenamiento. Al ser de un material plástico  es higiénico y recomendado para la manutención de mercancías con regulación fitosanitaria. Se puede utilizar en cualquier condición climática o de uso con líquidos u otros materiales que ensucien el palet ya que su limpieza es fácil. Resisten los detergentes y pueden ser tratados con químicos y bactericidas.
palet, logística, almacén, jose carlos gisbert

Imagen cortesía de Schoellerallibert

Contenedores de plástico Este tipo de sistema puede sernos útil para almacenar y transportar piezas o artículos a granel, cajas o paquetes de pequeño tamaño o unidades sueltas de difícil ordenación. Estos contenedores están provistos de patines para poder ser manipulados con transpalets o carretillas. Por otro lado, algunos modelos son plegables, lo que hace que sean fáciles de apilar y manipular ahorrando mucho espacio.  Como hemos viste en la descripción de las ventajas del palet de plástico, estos contenedores comparten esas ventajas de higiene, ligereza y versatilidad, constituyen un interesante alternativa.
palet, logística, almacén, jose carlos gisbert

Imagen cortesía de Schoellerallibert

Recomendación: Los contenedores de plástico, pueden ser muy útiles a la hora de hacer picking de fracciones (más sobre el picking de fracciones) cuando se da el caso en el que tenemos que tomar mercancía situada en diferentes almacenes y se requiere un sistema de transporte que contenga la mercancía aislada y a buen recaudo hasta su consolidación en un pedido. Los contenedores se pueden dividir mediante separadores y preparar varios pedidos a la vez en los casos en los que se necesite recorrer diferentes almacenes transportando la mercancía por una ruta determinada.

El palet perfecto

Ya tenemos seleccionado el sistema que nos interesa, en esta ocasión, el palet de madera o el de plástico. Ahora cabe observar una serie de recomendaciones a cerca de la preparación y seguridad de un pedido paletizado. El envío de mercancía paletizada supone que esta tenga que ser manipulada por personal ajeno a la empresa. Terceros como el transportista, los operarios en otros almacenes, etc. Manipularán el palet en todo su recorrido hasta el cliente. Por este motivo es fundamental observar las siguientes recomendaciones, que os ofrecemos desde nuestra experiencia como consultores en empresas de muy variados sectores:
  • Preparación previa: Antes os dejaba la recomendación de apilar los palets vacíos en un lugar predeterminado, esto permite tener contabilizados los palets, tenerlos localizados y al alcance  de todos, y muy importante tener los palets controlados para poder ser revisados antes de su uso y proceder a reparaciones, sustituciones o aprovisionar más palets. Por otro lado debemos revisar también la mercancía que vayamos a paletizar, que esta esté en condiciones de ser paletizada.
  • El peso y la carga: Cuando consolidamos la carga en palet no debemos olvidar dos consideraciones. La primera tiene relación con el peso de la propia mercancía y si este puede afectar a las especificaciones del palet. La segunda tiene que ver con el peso total, es decir lo que pesa la mercancía más lo que pesa el palet y cómo este peso puede afectar a su transporte en función del vehículo o contenedor que se vaya a utilizar. Recordemos la normativa relativa al transporte marítimo y el Peso Bruto Verificado VGM, más acerca del VGM.
  • Construcción del palet: De cómo apilemos las cajas en el palet dependerá su estabilidad. En este sentido es necesario colocar las mercancías más pesadas en la parte de abajo para evitar el colapso del palet. Por otro lado debemos evitar en la medida de lo posible que la mercancía sobresalga de la linea del palet, que la mercancía este recta y que su altura no sobrepase la máxima del vehículo o contenedor al que va a ser cargado.
  • Retactilado y protecciones: En función de la mercancía, el cliente y del transporte, deberemos  emplear una serie de capas de protección de la mercancía. Los flejes, y las esquineras nos ayudan a estabilizar la carga, evitar que se mueva o protegerla de golpes. Tras la protección viene el retractilado, que termina de fijar la carga y hace las funciones de protección externa y superficie de etiquetados.
En la logística actual donde los costes penalizan más que nunca y el servicio al cliente tiene mucha más profundidad, es necesario replantearse si operaciones comunes y diarias como la preparación de pedidos y la paletización se están llevando a cabo de la manera más óptima posible. Me refiero a esto porqué muchas de las operaciones diarias pasan desapercibidas a los ojos del que las debe controlar, se piensa que por el hecho de ser operaciones básicas o de “batalla” se deben realizar sin perder en ellas más tiempo de control que el mínimo o ninguno y esto es un error común que lleva a construir palets que no ofrecen garantías de solidez y durante el transporte o manutención acaban colapsando, dañados u ofrecen una imagen pésima de la empresa que los ha preparado. Tengamos mucho cuidado en cuidar estos aspectos operativos y estéticos. Gracias por vuestro tiempo y os invito a comentar y compartir este post. linkedin, jose carlos gisbert, blog de logística ecommerceJose Carlos Gisbert Director, consultor y formador de FPL Logística

Pin It on Pinterest