Soft Skills: Preparando a los profesionales logísticos para la transformación digital

Soft Skills: Preparando a los profesionales logísticos para la transformación digital

Cómo las Soft Skills facilitan la transición hacia la digitalización en el sector logístico

En el entorno actual de la logística, las habilidades técnicas son fundamentales para el desarrollo y la gestión eficiente de la cadena de suministro.

Sin embargo, las soft skills o habilidades blandas desempeñan un papel igualmente crucial.

Estas habilidades, relacionadas con la forma en que interactuamos con los demás y gestionamos nuestras propias emociones, son esenciales para el éxito profesional en cualquier ámbito, incluido el logístico.

En este post, exploraremos qué son las soft skills, por qué son importantes en el sector logístico, algunas de las más relevantes para este ámbito, y cómo se pueden adquirir y desarrollar.

El Rol de las Habilidades Blandas o #softskills en la Adaptación al Cambio Digital en Logística. No te pierdas este post 🧑🏼‍💼➡️#DigitalizaciónLogística #TransformaciónLogística #SoftSkillsLogística

¿Qué son las soft skills?

Las soft skills son las habilidades personales que nos permiten interactuar efectivamente con otras personas y enfrentar de manera positiva los desafíos del entorno laboral.

A diferencia de las hard skills, que son las habilidades técnicas específicas del trabajo, las soft skills están relacionadas con nuestra inteligencia emocional, actitud, carácter y personalidad.

Incluyen capacidades como:

  • Comunicación efectiva,
  • el trabajo en equipo,
  • la adaptabilidad,
  • la resolución de problemas,
  • entre otras.
Puedes ver mi video en YouTube

¿Cuál es la importancia de las soft skills en el trabajo logístico?

En el sector logístico, las operaciones diarias involucran la coordinación y colaboración de diversos equipos y departamentos, la gestión de imprevistos, y la necesidad de adaptarse rápidamente a los cambios del mercado y a las demandas de los clientes. Aquí es donde las soft skills juegan un papel fundamental:

  • Comunicación efectiva: Facilita la coordinación entre los diferentes eslabones de la cadena de suministro, mejora la claridad en las instrucciones y reduce los malentendidos.
  • Trabajo en equipo: Promueve un ambiente colaborativo esencial para el logro de objetivos comunes en un sector donde las tareas suelen ser interdependientes.
  • Adaptabilidad al entorno: Permite a los profesionales responder de manera flexible a los desafíos, cambios en las demandas del mercado o situaciones imprevistas.
  • Resolución de problemas: Es clave para identificar y solucionar eficazmente los contratiempos que pueden surgir en la logística, como retrasos, problemas de inventario o incidencias en el transporte.

¿Cómo adquirir y desarrollar Soft Skills en el ámbito logístico?

Siempre ha existido el temos de que la digitalización y la tecnología eliminen puestos de trabajo y donde antes habián trabajadores, en un futuro próximo estén las máquinas.

La logística es uno de los sectores que más va a cambiar desde el punto de vista tecnológico, en los próximos 10 años la gestion de almacenes, preparación de pedidos, logística interna y otros muchos procesos se verán digitalizados y los trabajadores deben adaptarse a estos cambios y las soft skills serán una alternativa que hará que las habilidades profesionales superen a las habilidades tecnológicas y podamos seguir trabajando.

Veamos cómo podemos desarrollar estas soft skills:

  1. Formación y Educación: Participar en cursos y talleres enfocados en el desarrollo de habilidades blandas, como liderazgo, comunicación y gestión del tiempo.
  2. Experiencia Práctica: La experiencia laboral en diferentes áreas de la logística puede proporcionar situaciones reales para practicar y mejorar estas habilidades.
  3. Mentoría y Coaching: Contar con un mentor que proporcione feedback constructivo puede ser invaluable para el desarrollo personal y profesional.
  4. Aprendizaje Continuo: Mantenerse actualizado sobre las mejores prácticas y tendencias en la industria logística puede inspirar nuevas formas de pensar y resolver problemas.
  5. Reflexión y Autoevaluación: Tomarse un tiempo para reflexionar sobre las propias interacciones y desempeño puede ayudar a identificar áreas de mejora.

¿Qué puedes hacer ya para desarrollar estas habilidades o soft skills?

Como hemos visto, las soft skills o habilidades blandas son esenciales para el éxito en cualquier carrera, pero son particularmente críticas en el sector logístico, donde la eficiencia, la adaptabilidad y la colaboración determinan el rendimiento global de la cadena de suministro.

A continuación, exploraremos cómo los profesionales pueden desarrollar cuatro soft skills clave: comunicación efectiva, trabajo en equipo, adaptabilidad al entorno y resolución de problemas, ofreciendo ejercicios y técnicas prácticas para implementar en el día a día laboral.

1. Comunicación efectiva

Cómo desarrollarla:

  • Práctica de escucha activa: Dedica tiempo a escuchar realmente a tus colegas sin interrumpir, asegurándote de entender completamente su mensaje antes de responder.
  • Feedback constructivo: Practica dar y recibir feedback de manera constructiva, enfocándote en el comportamiento y no en la persona, y ofreciendo soluciones o alternativas.
  • Ejercicios de role-playing: Realiza ejercicios de simulación con un colega para practicar cómo comunicarías en situaciones difíciles, como negociaciones o la resolución de conflictos.

2. Trabajo en equipo

Cómo desarrollarla:

  • Proyectos colaborativos: Busca oportunidades para trabajar en proyectos grupales o comités, donde puedas contribuir y experimentar dinámicas de equipo diversas.
  • Ejercicios de construcción de equipo: Participa en actividades de team building fuera del entorno laboral para fortalecer las relaciones interpersonales y la cohesión del grupo.
  • Roles rotativos: En los proyectos de equipo, rota los roles y responsabilidades para comprender mejor las contribuciones de cada miembro y fomentar la empatía dentro del grupo.

3. Adaptabilidad al entorno

Cómo desarrollarla:

  • Sal de tu zona de confort: Proponte regularmente tareas o proyectos que te desafíen y requieran nuevas habilidades, aumentando gradualmente la dificultad.
  • Aprende continuamente: Dedica tiempo cada semana para aprender sobre nuevas tendencias, herramientas y tecnologías que impactan la industria logística.
  • Simulación de escenarios: Crea escenarios hipotéticos de cambios en el mercado, tecnología o políticas internas y practica cómo te adaptarías a estos cambios.

4. Resolución de problemas

Cómo desarrollarla:

  • Técnica de los cinco porqués: Ante un problema, pregunta “¿por qué?” sucesivamente hasta cinco veces para llegar a la raíz del problema y encontrar soluciones fundamentales en lugar de parches temporales.
  • Brainstorming en equipo: Organiza sesiones de lluvia de ideas para abordar problemas específicos, fomentando un ambiente donde todas las ideas son bienvenidas.
  • Estudio de casos reales: Analiza casos de estudio reales relacionados con la logística y la cadena de suministro, identificando el problema, las soluciones implementadas y los resultados obtenidos.

Implementación en el Día a Día y el Trabajo

Estas habilidades y técnicas no solo son aplicables en situaciones laborales específicas, sino que pueden integrarse en las interacciones cotidianas tanto dentro como fuera del trabajo.

Al practicar conscientemente estas habilidades, los profesionales pueden mejorar su rendimiento laboral, sus relaciones interpersonales y su capacidad para adaptarse y liderar en un entorno logístico en constante evolución.

Es crucial recordar que el desarrollo de soft skills es un proceso continuo. La clave del éxito radica en la práctica regular, la reflexión sobre las experiencias y el compromiso con el aprendizaje y la mejora personal.

Al incorporar estas prácticas en su rutina diaria, los profesionales de la logística estarán mejor equipados para enfrentar los desafíos del sector y avanzar en sus carreras.

Algunas ideas de cómo las soft skills preparan para resolver problemas o generar soluciones

Tanto las empresas como los trabajadpres/as deben desarrollar estas habilidades aprovechando todos los escenarios posibles, veamos algún ejemplo:

  • Comunicación efectiva en crisis: Durante la pandemia de COVID-19, las empresas logísticas que mantuvieron una comunicación efectiva con sus equipos y clientes lograron adaptarse más rápidamente a los cambios en la demanda y las restricciones de movilidad.
  • Trabajo en equipo para soluciones innovadoras: Un ejemplo notable es la colaboración entre empresas de logística y startups tecnológicas para desarrollar soluciones de seguimiento en tiempo real, mejorando la transparencia y eficiencia de la cadena de suministro.
  • Adaptabilidad en la gestión de la cadena de suministro: Las empresas que han incorporado tecnologías como el IoT y la inteligencia artificial han demostrado una mayor adaptabilidad frente a las fluctuaciones del mercado, optimizando sus operaciones logísticas.
  • Resolución de problemas en el transporte: La implementación de sistemas avanzados de gestión de transporte (TMS) ha permitido a las empresas resolver de manera más efectiva problemas como la optimización de rutas y la reducción de costos de envío.

Las soft skills son esenciales para el éxito en el sector logístico, permitiendo a los profesionales no solo enfrentar desafíos operativos, sino también liderar equipos, gestionar cambios y contribuir a la innovación.

Desarrollar estas habilidades requiere un compromiso continuo con el aprendizaje y la mejora personal, pero los beneficios son claros: mayor eficiencia, mejor colaboración y una capacidad reforzada para adaptarse y prosperar en un entorno en constante cambio.

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce

Racionalizando su flujo de trabajo: Estrategias prácticas para optimizar la gestión del tiempo en la logística

Racionalizando su flujo de trabajo: Estrategias prácticas para optimizar la gestión del tiempo en la logística

La logística forma parte del corazón de la empresa, una logística lenta e ineficiente colapsa una empresa y genera insatisfacción del cliente, todo un coctel peligroso que debes evitar controlando los tiempos, de manera que la gestión del tiempo en la logística sea la clave que da valor a tu proceso y te diferencie.

Racionalizar procesos es clave para optimizar la logística 📦 La gestión del tiempo 🕰️es un arma que toda empresa debe desarrollar, lee este post y reflexiona. #logística #cadenadesuministro #empresa #procesos

La logística es tiempo, quien domina el tiempo marca la diferencia.

La gestión del tiempo en la logística es un aspecto extremadamente importante, ya que ayuda a garantizar la eficiencia y ahorra tiempo y costos.

Los grandes, como Amazon, lo saben y por eso centran sus esfuerzos en controlar el tiempo, en ofrecer a sus clientes una entrega inmediata, rápida y puntual, es decir, ofrecen tiempo como ventaja competitiva y esto marca la diferencia ante el cliente, pero, cómo se relaciona el tiempo con la logística.

En este artículo, exploraremos algunas estrategias prácticas para optimizar la gestión del tiempo en logística y trataremos de ofrecer un punto de partida para cualquier empresa.

la logística y la gestión del tiempo

La logística es el proceso de planificar, implementar y controlar el movimiento y almacenamiento eficiente de mercancías y bienes, todo ello mediante la creación de flujos de materiales e información, flujos que conllevan un tiempo para completarse.

Bien, La gestión del tiempo en la logística es la capacidad de realizar las tareas en el menor tiempo posible, sin comprometer la calidad y la eficiencia, es decir, completar los flujos de trabajo de manera eficiente y en el menor tiempo posible.

Por todo ello, la gestión del tiempo es esencial en la logística ya que la entrega de los pedidos a tiempo es crucial para mantener la satisfacción del cliente y la rentabilidad del negocio.

Primero tenemos que comprender la importancia de racionalizar los procesos logísticos

La racionalización o dimensionamiento de los procesos logísticos es esencial para mejorar la gestión del tiempo, estructurar los flujos de trabajo de manera racional, no solo ayuda a controlar el factor tiempo, es la base sobre la que se asiente la eficiencia en todos los procesos.

La racionalización tiene que ver con la simplificación y optimización de los procesos logísticos para reducir el tiempo y los costes, un flujo de trabajo puede tener los procesos o pasos que sean necesarios, pero ni uno más.

Los procesos logísticos complejos y poco claros pueden ser un factor decisivo en la pérdida de tiempo y recursos, por lo tanto, la comprensión y simplificación de los procesos logísticos es crucial para ahorrar tiempo y recursos.

Actividades típicas que desperdician tiempo en la logística

Para ganar tiempo, es necesario ahorrarlo

Ahorrando tiempo, se gana tiempo y esto es parte de lo que buscamos, la gestión del tiempo en la logística trata de ahorrar tiempo, por un lado, para utilizar eficientemente el tiempo ganado con el ahorro, todo ello genera control del tiempo y mejora de los flujos de trabajo.

Hay varias actividades típicas que desperdician tiempo en la logística, si conoces alguna más te invito a comentarlo, deja un comentario.

Veamos las más significativas:

  • Falta de planificación: La falta de planificación puede provocar retrasos, desencadenar secuencias de fallos y retrasar otros procesos.
  • Falta de comunicación: La falta de comunicación puede provocar confusiones y errores, todo ello redunda en retrasos y repetición innecesaria de trabajos.
  • Falta de coordinación: En este caso, lo que se genera es duda e incertidumbre, estas generan errores de concepto y comunicación.
  • Falta de automatización: La falta de automatización puede provocar la realización de tareas manuales que consumen tiempo y recursos innecesarios.
  • Falta de delegación: La falta de delegación de tareas puede provocar la sobrecarga de trabajo y la falta de eficiencia.

Recomendaciones prácticas para optimizar la gestión del tiempo en la logística

Hay varias estrategias prácticas que se pueden implementar para optimizar la gestión del tiempo en la logística.

Estas estrategias incluyen la aplicación de tecnología de automatización y gestión mediante software tipo SGA, la creación de un calendario de tareas logísticas, la delegación de tareas para optimizar el flujo de trabajo y la realización de auditorías y revisiones periódicas de los procesos logísticos.

Estas estrategias pueden reducir el tiempo y los costos al simplificar y optimizar los procesos logísticos.

A continuación, vamos a desarrollar cada una, reflexiona sobre cada una y si conoces alguna clave más déjala en los comentarios.

Aplicación de tecnología de automatización en logística

La tecnología de automatización es una herramienta importante para optimizar la gestión del tiempo en la logística.

La automatización puede reducir el tiempo y los costos al eliminar la necesidad de realizar algunas tareas manuales y con ello reconducir los recursos a otros procesos.

La automatización puede incluir la implementación de software de gestión de inventarios, software de seguimiento de entregas, software de facturación y software de seguimiento de pedidos.

La implementación de tecnología de automatización puede ser costosa desde el punto de vista económico y de implantación o aceptación por parte de la plantilla, pero los beneficios a largo plazo pueden superar los costos iniciales.

Creación de un calendario de tareas logísticas

La creación de un calendario de tareas logísticas es una estrategia práctica para optimizar la gestión del tiempo en la logística, un ejemplo bastante común son los calendarios o tablas de transporte, donde se anotan las entradas y salidas de mercancía, horarios de los camiones u otros datos, todo para conseguir una visual general de tareas en un periodo determinado.

El calendario de tareas logísticas puede ayudar a visualizar las tareas que se deben realizar y cuándo deben realizarse, pudiéndose aplicar técnicas de gestión visual.

El calendario de tareas logísticas también puede ayudar en la delegación de tareas y en la planificación de recursos.

La implementación de un calendario de tareas logísticas puede ser una herramienta efectiva para mejorar la eficiencia y la gestión del tiempo en la logística.

Delegación de tareas para optimizar el flujo de trabajo

La delegación de tareas es una estrategia práctica para optimizar el flujo de trabajo en la logística.

La delegación de tareas puede ayudar a reducir la sobrecarga de trabajo y mejorar la eficiencia.

La delegación de tareas también puede ayudar a aprovechar las habilidades y fortalezas de cada miembro del equipo, pudiéndose establecer rotaciones que mejoren el desempeño.

La delegación de tareas puede ser una herramienta efectiva para mejorar la eficiencia y la gestión del tiempo en la logística.

Realización de auditorías y revisiones periódicas de los procesos logísticos

La realización de auditorías y revisiones periódicas de los procesos logísticos es una estrategia práctica para optimizar la gestión del tiempo en la logística.

Las auditorías y revisiones pueden ayudar a identificar procesos ineficientes y áreas de mejora y en consecuencia aplicar las medidas correctoras o las mejoras.

Las auditorías y revisiones también pueden ayudar a identificar problemas antes de que se conviertan en un problema mayor, si estas auditorías tienen un componente relacionado con el tiempo más alcance tendrá el control y evaluación de los procesos.

La realización de auditorías y revisiones es una herramienta efectiva para mejorar la eficiencia y la gestión del tiempo en la logística.

Capacitación y Desarrollo para la gestión del tiempo en la logística

La capacitación o formación y el desarrollo de habilidades son esenciales para mejorar la gestión del tiempo en la logística.

La capacitación puede ayudar a los empleados a comprender la importancia de la gestión del tiempo y las estrategias para optimizar la gestión del tiempo, así como participar en las mejoras orientadas a tal efecto.

El desarrollo puede ayudar a los empleados a mejorar sus habilidades y conocimientos, lo que puede conducir a una mayor eficiencia y productividad, es decir, a realizar el trabajo de manera más rápida pero igualmente correcta.

La capacitación y el desarrollo pueden ser una herramienta efectiva para mejorar la eficiencia y la gestión del tiempo en la logística.

Beneficios de la optimización de la gestión del tiempo en logística

La optimización de la gestión del tiempo en la logística puede proporcionar varios beneficios. Estos beneficios incluyen una mayor eficiencia, una mayor productividad, una mayor satisfacción del cliente y una mayor rentabilidad.

La optimización de la gestión del tiempo puede ayudar a reducir los costos y aumentar la calidad de los servicios entregados.


En resumen, la gestión del tiempo en la logística es esencial para garantizar la eficiencia y la rentabilidad de cualquier negocio que involucre la entrega de bienes o servicios.

La aplicación de estrategias prácticas como la tecnología de automatización, la creación de un calendario de tareas logísticas, la delegación de tareas y la realización de auditorías y revisiones periódicas puede ayudar a optimizar la gestión del tiempo en la logística.

Además, la capacitación y el desarrollo son esenciales para mejorar la eficiencia y la productividad de los empleados.

La optimización de la gestión del tiempo en la logística puede proporcionar varios beneficios, incluida una mayor satisfacción del cliente y una mayor rentabilidad.

Más sobre logística e IA

Ten en cuenta estas recomendaciones, empieza a idear y aplicar cambios, pero antes estudia los procesos y mide los tiempos, reinvierte el tiempo ganado en actividades que den valor a tu producto y favorezcan al cliente, no a la plantilla.

Si necesitas asesoramiento contacta, estaré encantado de escucharte.

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce

Preguntas que hacerse antes de crear un ecommerce

Preguntas que hacerse antes de crear un ecommerce

Canal de venta online, para la empresa física: si o no, vamos a verlo.

Como todo en la vida, si las cosas se hacen por convicción y para mejorar la vida de los demás, es más fácil tomar una decisión.

No puedes negar el gran atractivo que supone el ecommerce para la empresa física. Es un nuevo canal de venta para explotar, una nueva fuente de ingresos o de expansión, una oportunidad de ponerse al día con las tendencias del mercado, pero también es un espacio para la incertidumbre que crea la duda de saber si podremos conectar con el cliente online en este nuevo orden de las cosas.

Si ya es difícil manejarse en el terreno del negocio convencional, el ecommerce no ofrece más facilidades, si no todo lo contrario. Además exige a la empresa un cambio de cultura y de planteamiento de las operaciones, que no todos los negocios están dispuestos a asumir

En esta tesitura, tenemos que preguntarnos si realmente queremos dar el paso por convicción o por inercia.

Si quieres ir en serio debes asumir que las cosas ya no serán como antes y que tienes por delante una etapa de aprendizaje, cambio de cultura y diferenciación y rediseño de tus procesos, de lo contrario la mediocridad de un negocio que no se toma en serio, te pasará factura.

¿Por qué dar el paso al ecommerce?

Quizás deberías empezar por preguntarte por qué razón no debes dar El Paso.

Te voy a ayudar, no debes montar un ecommerce:

  • Por que lo hace todo el mundo, o eso te han dicho.
  • Por que alguien que conoces o que has visto le ha ido bien, o eso te ha dicho.
  • Por que todo el mundo te lo pregunta: ¿Qué todavía no tienes una página web?
  • Por que está de actualidad o está en los medios.
  • Por que ves a tu competencia y te entran ganas de copiarles.
  • En definitiva, por que de manera impulsiva crees que debes montar un ecommerce.

Como verás a continuación, crear una tienda online es una inversión en toda regla y para lanzarte a ello debes creer firmemente en tu proyecto, en tus ideas y en tus posibilidades, apoyándote en certezas o por lo menos en estudios que te garanticen que lo que estás dispuesto a crear es viable o que tiene unas mínimas garantías de éxito, es decir, si tu objetivo es coherente con tus posibilidades, el cliente y la sociedad.

Antes de empezar: medir el alcance

Poner en marcha un canal de venta online, requiere de los mismos sacrificios, recursos y esfuerzos que poner en marcha una tienda física, la única diferencia reside en que la inversión inicial es menor, pero por lo demás, hay pocas diferencias.

Una tienda online no tiene un espacio físico y por lo tanto esa inversión no existe, pero tiene un espacio virtual que debe construirse para que el ecommerce tenga éxito y además ese espacio virtual tiene que estar acompañado, en su caso, por un espacio físico para almacenar y gestionar lo que vendas, al igual que el comercio convencional.

Ese espacio virtual es vital para la venta del producto y la comunicación con el cliente, en muchas ocasiones no se le da la importancia que tiene, ni se le dedican los recursos suficientes en forma de dinero, medios, seguimiento y desarrollo. Un diseño y puesta en marcha de una web tiene un coste, el posicionamiento de la web y su mantenimiento y actualización tienen un coste, el marketing y el desarrollo de marca y productos, requiere inversión y medios.

Todos estos costes vienen determinados por la contratación de estos servicios en función del grado de implicación que asumas para sacar adelante la tienda online, ya que en un momento dado tendrás que invertir en tu canal, ya sea en la fase inicial o en la fase de expansión o en ambas.

Antes de empezar: medir tu compromiso

Medir tu compromiso y también medir el compromiso de tu empresa o de las personas que la integran. Entre otras cosas para comprobar que todo está alineado con tu proyecto y con los objetivos y dispuesto para hacer lo necesario para que salga adelante.

Esto conlleva un proceso de reflexión, acudiendo a la parte humana de los integrantes del proceso, a su capacidad de trabajo, convicción y perfil.

Estas preguntas te pueden ayudar a ti y a tu equipo:

  • ¿Cuál es tu nivel de compromiso con tu proyecto?

Crees realmente en el mismo, estás dispuesto a poner toda la carne en el asador o es una especie de experimento “a ver si funciona…”

  • ¿Cuánto estás dispuesto a invertir y trabajar?

Una buena manera de saber si te tomas el proyecto en serio es conocer cuánto estás dispuesto a invertir en euros y en horas de trabajo. ¿Invertirías el mismo dinero y esfuerzo, si la nueva tienda en lugar de ser online fuera física?

  • ¿Estás dispuesto a tratar de la misma manera a la parte física y a la online del negocio?

Cuántos recursos humanos y técnicos estás dispuesto a poner sobre la mesa para apoyar el nuevo proyecto. Cómo has pensado medir el impacto de este en tu empresa. Qué prioridad darás a los problemas que ocasione el canal online.

  • ¿Es el cliente lo más importante para ti?

Cómo de importante es para tu empresa el cliente. Estás dispuesto a cambiar tu manera de hacer las cosas en función de lo que exija el cliente, a pensar en dar soluciones  y atención a un nivel superior y con un coste determinado. Dejarás que el cliente determine tu modelo de negocio, pagando el precio necesario.

  • ¿Cuál será la profundidad de digitalización de tu empresa?

Estás dispuesto a asumir la integración tecnológica que requiere una visión a largo plazo o solo vas a asumir una parte de la digitalización superficial, lo imprescindible para llegar a tus clientes.

Son cinco preguntas inicialmente, pero te invito a que consigas sacar cinco más testeando tu idea con personas ajenas a tu proyecto, a ver que sale, te sorprenderás.

Si lo analizas con detalle, una pregunta lleva a la otra y finalmente componen una fotografía de cual es el nivel de compromiso o cual es el nivel de debilidad ante el mismo. Después toca reflexionar y asumir las partes en las que no estás fuerte y analizar los motivos o razones que te hacen dudar, quizás llegues a la conclusión de que debes dejarlo estar o de que debes replantearte   algunas cosas en tu proyecto.

En definitiva se trata de un camino apasionante, que a ti te toca hacerlo rentable y atractivo para tus clientes y tus asociados o empleados. Siempre con la certeza de que es factible y cuenta con el empuje y medios adecuados.

Lánzate a la piscina, por supuesto, pero sabiendo que no es fácil y que según algunos estudios un 80% de los ecommerce no pasan del año de vida, esto es importante, te puede dar una idea de la dimensión y ferocidad del sector.

Los clientes no perdonan los fallos y son altamente infieles a las tiendas.

La competencia es feroz, piensa que cualquiera puede diseñar una web y ponerse a vender online, con más o menos éxito.

La creatividad y los nuevos modelos de gestión de negocio permiten hacer cambios en los productos, estrategias y modelos de negocio a la velocidad de la luz, te puedes quedar tirado en la cuneta en 25 segundos y sin saber que ha pasado.

En definitiva: crea tu proyecto o el proyecto para tu empresa, pero ponte antes el traje de guerra y sobre todo, escucha a tu cliente.

No dudes en buscar apoyo, es muy difícil hacer las cosas solo, existes empresas especializadas en diseño web y marketing y profesionales que te pueden ayudar en temas de SEO y posicionamiento.

Pero en el área de la organización logística de tus envíos y gestión de los mismos cuenta con el apoyo mío a través de FPL, te invito a que nos visites y contactes, hablemos sobre tus planes y sobre cómo hacer feliz a tu cliente.

No olvides compartir y dejar tu punto de vista, lo comentaremos!

Jose Carlos Gisbert

Director, formador y consultor de FPL Logística. Autor y creador del presente blog.

fpl logística, formación, consultoría, ecommerce innovación, jose carlos gisbert

 

FPL logistica.com

 

 

 

jose carlos gisbert, formación, ecommerce, innovacion

Ecommerce & Última milla. Una Entrevista que no te puedes perder

Ecommerce & Última milla. Una Entrevista que no te puedes perder

El pasado mes, estuve reunido con Cristina Peña, una referencia a nivel nacional e internacional en el área del comercio internacional y las operaciones en la cadena de suministro.

De esta reunión, además de una grata conversación y un extenso repaso por la logística actual y futura, salió una entrevista donde el tema principal era el ecommerce y la última milla.

Sin duda uno de los principales retos del ecommerce en la actualidad y en este país es la gestión de la última milla, en la entrevista se generan puntos de vista sobre la misma y se analiza desde el punto de vista logístico y, muy importante, desde el punto de vista del cliente, los aspectos principales de desarrollo y los aspectos futuribles.

Te invito a leer esta entrevista, publicada en la página web de Cristina Peña:

ACCEDE A LA ENTREVISTA !


NOS VEMOS EN LINKEDIN

 

 

JOSE CARLOS GISBERT

Cómo integrar Las Distintas Áreas de la empresa 2. Las barreras

Cómo integrar Las Distintas Áreas de la empresa 2. Las barreras

La integración física en la oficina como refuerzo de la coordinación de trabajo y ATC

Segunda parte

En anteriores episodios…

En la primera parte hablamos sobre un concepto: Células independientes. Si recuerdas, nos referíamos a la oficina o empresa como un organismo vivo compuesto de células que forman equipo para sobrevivir y que sin esta colaboración, sencillamente el organismo no funciona. (ver el primer post)

Básicamente este concepto viene a señalar que la integración de los diferentes departamentos entre ellos y con la empresa es imprescindible para optimizar los recursos; también senalé que esta integración en ocasiones es real, en otras no existe y en algunas solo es pura fachada, en cualquier caso es necesaria.

El síndrome de la burocracia en tu oficina.

Todos recordamos decenas de escenas relacionadas con los trámites de la administración, aquellas largas colas de pacientes ciudadanos delante de una ventanilla con papeles en la mano.  Cuando llegaba su turno el funcionario cogía el papel con indiferencia, lo miraba con desgana y sentenciaba: este no es el departamento, tiene que ir a la ventanilla 3 del primer piso, departamento de urbanismo. El ciudadano, subía las escaleras, se ponía en la cola y finalmente cuando llegaba a la ventanilla otro funcionario cogía el papel y negando con la cabeza decía: otra vez los de abajo enviado a gente aquí, como si no tuviéramos otra cosa que hacer, esto lo tienen que hacer ellos es su departamento, vuelva a bajar y dígales que es su trabajo… Y así hasta que el ciudadano montaba una escena en mitad de la oficina y todo terminaba como una película del oeste.

Esto, si lo trasladamos al ámbito logístico, quien no ha vivido una situación parecida en la que un operario, con una orden de trabajo en la mano, va de peregrinaje por distintos departamentos de la empresa en busca de soluciones y la respuesta es siempre la misma: Eso no es mío, pregúntale a los de…

Soluciones aplicadas cada caso e integración

Como hemos visto en el ejemplo anterior, una empresa  excesivamente departamentada sufre el síndrome de la burocracia, los departamentos se encierran en si mismos y evaden responsabilidades como si de células independientes se tratara. Cada uno se dedica a lo suyo y no quiere saber nada de los demás, pero esto aún puede ser más grave, si la empresa fomenta la competitividad erróneamente puede crear un caldo de cultivo para el sabotaje.

Es evidente que existen casos extremos, pero en la práctica habitual realmente suele existir una convivencia educada y una fluidez de la información escasa, en muchos casos se hace evidente la desgana por compartir o realizar tareas que implican salir de la rutina de cada departamento.

Si te parece vamos a ver una serie de propuestas que nos servirán para enfocar correctamente la integración de todas las áreas, con el objeto de acabar con el despilfarro de recursos que supone la atomización endémica y los problemas derivados.

jose carlos gisbert, lean office, consultor, integración departamentos, logística

Barreras físicas

Como primera solución, propongo la revisión del espacio físico, en aplicación de la filosofía Lean Office.

Sería una buena idea comprobar si existen barreras para la comunicación, en el contexto de barreras físicas como paredes, oficinas separadas por elementos de compartimentación, oficinas en diferentes pisos o edificios, etc.

Todas estas barreras físicas dificultan, como es obvio, la comunicación e incrementan la sensación de aislamiento. Si lo que queremos es que fluya la comunicación, debemos entender que no solo hay que mejorar los canales y protocolos, la herramienta definitiva es la interacción entre las personas y esta solo se produce si están en contacto unas con otras, así que cualquier tipo de barrera física estará obstaculizando las relaciones naturales entre los equipos.

Es complicado tomar una decisión al respecto de integrar las áreas en espacios comunes. En muchos casos, porque esto supone una inversión y obras, unos costes que no todos están dispuestos a pagar, pero piensa en los costes de no hacerlo, de seguir funcionando de manera aislada, de la cantidad de recursos que se consumen para dar soluciones que de otra manera podrían establecerse de manera casi instantanea. Por otro lado, está el volumen de personal en cada departamento, si este es considerable hace inviable esta comunicación y la solución no pasa por comprimir a todos los trabajadores en una planta del edificio, aquí pasamos a la siguiente recomendación.

Establecer unos protocolos de comunicación e integración

Tanto si se trata de un modelo de oficina compacta o segmentada en diferentes departamentos, todas tiene algo en común: la necesidad de comunicación y la necesidad de comunicadores.

En cuanto a los comunicadores, entendemos que se tratará de representantes de cada área que tendrán la función de participar de las reuniones colaborativas, tomar decisiones conjuntas, recibir las instrucciones de la empresa y finalmente comunicarlas al resto de sus asociados. Poner el acento en que estos representantes deberán garantizar la transparencia en las decisiones tomadas y actuar en el sentido de obtener el bien común por encima del bien del propio departamento.

Pero cual es el sentido de nombrar a estos actores y sus funciones. Básicamente, porque ellos serán la pieza clave de un sistema estructurado de comunicación e integración.

El objeto de un sistema de estas características es lograr todo lo que anteriormente hemos descrito y para que este sistema de organización e integración sea eficaz debemos dotarle de una estructura:

Estructura práctica de un sistema de integración.

Una de las premisas para crear un sistema de integración eficaz es sin duda hacer las cosas de una misma manera o tener una misma manera de hacer las cosas, es decir estandarizar los procesos de cada departamento y en general los procesos de comunicación, con el fin de tener una herramienta colaborativa compatible. En una oficina que comparten varias áreas, el control visual de cada una de las operaciones beneficia a cada área en concreto y ayuda a la comprensión de otros departamentos a cerca de como se trabaja, consiguiendo la implicación directa, la alineación de objetivos y trabajo diario.

Te dejo un ejemplo básico del contenido mínimo de una planificación de este tipo.

jose carlos gisbert, integración de áreas, empresa, consultor

 

Esto toma mayor relevancia cuando el trabajo se realiza en departamentos separados y la planificación de reuniones periódicas se hace totalmente indispensable, teniendo que trabajar día a día en la mejora de la comunicación entre departamentos.

En definitiva de lo que se trata es de establecer un sistema de comunicación y decisión que implique a toda la empresa, que se diseñen protocolos que tengan como base el diseño colaborativo de los procesos, este diseño al ser consensuado por todos implica que los procesos tendrán fluidez y se eliminarán o reducirán los cuellos de botella que paralizan la fluidez y afectan directamente al cliente externo e interno.

Ayudas como la metodología Lean Office o S&OP, pueden contribuir a esta busqueda de una cultura de empresa colaborativa y comprometida con el cliente. Estas soluciones se aplican a procesos como:

  • Atención al cliente
  • Información y desarrollo de proyectos
  • Resolución de incidencias internas y externas
  • Unificación de procesos comunes (compras, outsourcing, producción, etc.)
  • Gestión logística
  • Comunicaciones con los clientes
  • Protocolos internos
  • Formación y reciclaje profesional
  • Rotaciones de personal y nuevas aperturas
  • I+D
  • Innovación y apertura de nuevos canales de venta
  • Comercialización y marketing

La ayuda a la mejora de todo el funcionamiento general de la empresa y su preparación para asimilar nuevos retos, puede depender de la agilidad de la empresa en forma de estructura abierta y en constante mejora, que solo se consigue si todas las áreas de la empresa reman en la misma dirección, tiene una única y estandarizada manera de proceder y  viven el enfoque al cliente como su máximo objetivo.

Y tu ¿qué opinas?

Jose Carlos Gisbert 

Consultor y formador


jose carlos gisbert, formación, logística, ecommerce, consultoria

Pin It on Pinterest