Robots de reparto, el futuro de las entregas en la ciudad: Cómo los robots están cambiando el juego logístico urbano

Robots de reparto, el futuro de las entregas en la ciudad: Cómo los robots están cambiando el juego logístico urbano

Los robots de reparto se antojan como una solución para descongestionar y automatizar el Delivery, pero, qué son, cómo funcionan, qué tareas realizan, sigue leyendo y te lo cuento.

El futuro de las entregas urbanas está en los #robots 🤖 de #reparto. Su eficiencia y bajo coste relativo está cambiando el panorama logístico de las ciudades. #DeliveryBots y #AutomatedDelivery están revolucionando la última milla #LastMile #eCommerce #FuturoCiudades #Logística

La búsqueda de soluciones ha dado con los robots de reparto

La gestión urbana del flujo de productos a particulares o Delivery, está en constante crecimiento y en consecuencia se encuentra en constante búsqueda de alternativas que puedan cumplir con la demanda, sean efectivas, respetuosas con el medioambiente y con un coste asumible.

Estos condicionantes, unido a la digitalización y el crecimiento del Delivery llevan a la búsqueda de soluciones que pasan por la automatización del proceso de entrega y el control de los datos e información, los robots de reparto aúnan así los condicionantes digitales y cumplen con la función logística demandada.

Pero ¿Qué es el Delivery?

Para empezar a profundizar en la logística urbana y el envío de productos a particulares, tenemos que establecer la definición de Delivery:

El Delivery es un servicio de reparto a domicilio que ofrecen algunas empresas y comercios, con el objetivo de entregar sus productos en el domicilio o ubicación del comprador, en un espacio de tiempo razonablemente corto.

Actualmente, el envío de productos a los consumidores particulares está pasando de sectores específicos relacionados con la restauración a otros sectores diversos con múltiples ofertas de productos, desde el sector alimentación, pasando por comercio general, moda, parafarmacia, etc.

La gama de entregas o Delivery, cada día amplia su capacidad de servir cada vez más tipos de productos al consumidor, lo que implica la búsqueda de soluciones para mejorar la logística, la sostenibilidad, la gestión del tráfico urbano, la demanda y en esta búsqueda se han colado los robots de reparto como solución sostenible y eficaz para completar las entregas.

De modo que, sabiendo lo que es el Delivery y la función que cumple, ya podemos adentrarnos en el mundo de los robots de reparto, entendiendo de manera objetiva su función y utilidad.

¿Qué son los robots de reparto?

Los Robots de reparto son vehículos autónomos diseñados para entregar bienes en la calle. Por lo general, son vehículos eléctricos de pequeñas dimensiones dotados de un receptáculo que permite guardar y transportar pedidos de pequeño tamaño.

Están equipados con sensores que detectan la presencia de personas y estructuras urbanas para evitarlas y software que les permite navegar por aceras y calzadas dentro de núcleos urbanos con el fin de mapear y trasladarse rápidamente a la ubicación del cliente.

Actualmente los robots de reparto aún se encuentran en etapas tempranas de desarrollo, pero tienen el potencial de revolucionar la forma en que obtenemos nuestros pedidos, es decir, transformar el Delivery.

Existen varios modelos diferentes de robots de entrega en el mercado. Vamos a explorar algunos de los modelos más populares y conocer las empresas que los comercializan:

  • Starship Technologies

    Starship Technologies es una empresa que desarrolla y despliega robots de entrega autónomos. Los robots de la empresa tienen aproximadamente el tamaño de una nevera portátil y pueden transportar hasta 9 kg de mercancía, con un radio de 3 km. Los robots de Starship Technologies se utilizan actualmente en varias ciudades de todo el mundo, incluyendo San Francisco, Washington, D.C. y Londres.

  • Amazon Scout

    Amazon Scout es un robot de entrega en la calle que está siendo desarrollado por Amazon. El robot tiene aproximadamente el tamaño de una maleta grande y puede transportar hasta 5 kg de mercancía. Amazon Scout estaba siendo probado en varias ciudades de Estados Unidos, pero en enero de 2023 se canceló, para reorganizarse y volver a realizar servicio actualmente en Washington.

  • Kiwibot

    Kiwibot es un robot de entrega urbana. El robot tiene aproximadamente el tamaño de una nevera grande y puede transportar cerca de 2 kg de mercancía a una velocidad de 3 km/h. Kiwibot se está probando actualmente en varios campus de Estados Unidos y América Latina.

¿Cómo funciona el servicio?

De manera básica funciona mediante una aplicación móvil, esta se descarga y da acceso al servicio de reparto, si este está disponible en la zona o ciudad.

Por un lado, el cliente realiza el pedido y por otro el comercio lo recibe y prepara, para ello el comercio debe pertenecer a la cartera de locales adscritos a la empresa, se adjudica el robot, un número de tracking y se lleva a cabo la entrega, el mecanismo es muy similar al delivery con Riders, tipo Glovo.

¿Cómo funcionan los robots de reparto?

De manera general, los robots de reparto son vehículos dotados de tecnología de transporte y sensores, al ser una tecnología emergente la variedad de características responde a la capacidad y enfoque de cada fabricante, pero en general podemos resumir su funcionamiento básico como sigue:

Programación y navegación: Los robots de reparto suelen estar equipados con una variedad de sensores, como cámaras, sensores de proximidad y GPS, que les permiten navegar por las calles y las aceras de forma autónoma.

Son programados con mapas detallados de las áreas en las que operan, y utilizan estos mapas junto con sus sensores para evitar obstáculos y llegar a su destino.

Recepción de pedidos: Cuando se realiza un pedido, el robot recibe instrucciones para recoger el pedido en la ubicación del comercio, como un restaurante o una tienda.

En la mayoría de los casos el personal del comercio introduce el pedido en el robot e inicia el proceso de entrega mediante la aplicación.

Entrega de pedidos: Una vez que el robot ha recogido el pedido, se dirige al lugar de entrega, que podría ser una dirección, una ubicación, etc.

El cliente recibirá una notificación en su App cuando el robot llegue, y saldrá a recoger su pedido del robot.

Normalmente los robots de reparto están equipados con compartimentos que se pueden abrir y cerrar con una clave, un código o un lector, lo que proporciona un grado de seguridad para el consumidor, comercio y mercancía.

Carga y mantenimiento: Los robots de reparto son eléctricos y necesitan ser cargados regularmente, en función de las horas de trabajo, aproximadamente 10 horas.

Algunos modelos pueden regresar a una estación de carga por sí mismos cuando su batería está baja o pueden ser cargados en horas de inactividad.

Los retos del reparto con robots

Al ser una tecnología en desarrollo los retos a vencer son múltiples, pero el éxito de las pruebas y despliegue en algunas ciudades garantiza un futuro halagüeño para estos robots y una amenaza para los Riders.

Entre los retos a los que se enfrenta esta tecnología logística podemos destacar:

  • Los costes de fabricación y desarrollo: Entre los 10.000 y los 100.000 Dólares.
  • Interacción segura con peatones: La interacción segura con los peatones es una preocupación clave, y se debe abordar cuidadosamente para evitar accidentes y situaciones imprevistas que lleven a daños personales y demandas judiciales.
  • Regulaciones y permisos: A medida que aumenta el uso de robots en las aceras, se requerirá una regulación adecuada para garantizar la seguridad y la coordinación con otros usuarios del espacio público y la gestión del tráfico.
  • Seguridad y protección: Los robots de entrega pueden ser vulnerables a robos y actos de vandalismo, lo que plantea desafíos para garantizar la seguridad tanto del robot como de los bienes entregados, igualmente a este desafío se une el de asegurar debidamente todos los posibles riesgos, con pólizas personalizadas.

¿Qué futuro espera a los robots de reparto?

Los expertos coinciden en que los robots de reparto urbano tienen un futuro prometedor en la gestión urbana de mercancías.

Se espera que la tecnología siga evolucionando, mejorando la autonomía, la capacidad de carga y la seguridad de los robots, así mismo, el desarrollo llevará a desplegar los robots en más ciudades y su demanda permitirá su producción a precios más competitivos.

Además, la colaboración entre la industria y las autoridades reguladoras será fundamental para establecer estándares y normativas adecuadas que promuevan la adopción segura y eficiente de estos robots en entornos urbanos.

A pesar de los desafíos, los robots de reparto tienen el potencial de revolucionar la forma en que obtenemos nuestros productos de manera rápida y sostenible.

Son una forma más eficiente, respetuosa con el medio ambiente y accesible de entregar pedidos en zonas urbanas.

Así que medida que la tecnología continúa desarrollándose, es probable que los robots de reparto se vuelvan más comunes en nuestras ciudades y su uso sea habitual en el día a día de los consumidores.

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce

Cross Docking en el almacén y en la planificación logística de la Pyme

Cross Docking en el almacén y en la planificación logística de la Pyme

¿Cómo me pueden ayudar las actividades en Cross Docking?

Uno de los principales problemas que nos encontramos en cualquier tipo de almacén es la gestión del espacio. Este espacio se organiza en función de una serie de parámetros particulares en cada empresa y uno de ellos está directamente relacionado con el tiempo. Cuando una empresa fabrica un pedido y lo termina, cuánto tiempo permanecerá la mercancía en el almacén hasta ser expedida, lo mismo es aplicable al distribuidor o al operador logístico.

El coste del almacenaje y la ocupación del almacén es un problema que en muchos casos se mejora con organización. Como he podido comprobar en consultoría, uno de los principales motivos por los que un almacén está generando costes es la incorrecta o inexistente gestión de las mercancías. La necesidad de realizar una clasificación adecuada de cada pedido y en función de esta tratar su ubicación de manera ordenada y sobre todo con un objetivo claro de facilitar su manutención bajo los principios de rapidez, seguridad y economía.

Hablemos de Cross Docking

jose carlos gisbert, cross docking, logística, consultor, formación

La gestión de las mercancías en un almacén requiere de planificación a corto, medio y largo plazo y haciendo la distinción entre cada tipo de mercancía en función de su rotación. Así, ubicar la mercancía según criterios ABC puede aproximarnos a mantener unas instalaciones muy optimizadas, pero luego está el factor tiempo, hay mercancías tipo A que pueden estar ocupando un espacio de manera indefinida aun sabiendo que van a salir siempre, lo que nos lleva a buscar un sistema que integre a las mercancías de todo tipo de rotación y ubicación, sin tener que manipular la mercancía más veces de lo imprescindible y ahí es donde entra el Cross docking.

Sin duda, la operación que facilita enormemente la fluidez de la mercancía es el Cross Docking, que adaptado al sistema de cada empresa puede quitar hierro a la gestión diaria de la mercancía y además resulta ser una válvula que libera la presión de gestión general de un almacén.

El Cross Docking tiene como principios la gestión directa de la mercancía sin necesidad de ser almacenada, es decir el flujo de la mercancía entre fábrica o distribuidor y transporte sin pasar por una estantería o sin ser contabilizado en un “stock” o dicho de una manera más técnica: el proceso de poner a disposición del transporte, el producto, el mismo día sin pasar por el almacenamiento del mismo.

Como resultado de este proceso estaremos eliminando parte de la actividad de almacenaje y los costes correspondientes a estas operaciones, elevando la velocidad de entrega y ahorrando espacio de almacenaje, costes y demás problemas.

¿Suena bien verdad? Pues te puedo garantizar que es más complicado de lo que parece, así que en este artículo introduciré una serie de recomendaciones y conceptos para enfocar correctamente este proceso en tu empresa.

Veamos algunos ejemplos

Cross Docking en fabricantes

Básicamente lo que pretendemos lograr es que el máximo de mercancía posible, que sale de producción, no pase por el almacén si no que sea directamente consolidada para enviar al cliente ese mismo día, es decir un flujo directo entre producción y transporte. Probablemente pensarás, eso ya lo hacemos en fábrica, cuando sale un pedido de un cliente urgente ya lo embalamos y mandamos el mismo día, bien, pero no se trata de eso, se trata de construir un sistema de trabajo diario que favorezca el flujo de mercancías directo, el Cross Docking, y para ello no nos debemos de conformar con aplicar este principio de manera ocasional.

Un sistema Pull o un enfoque productivo Pull, en el que la demanda determina la producción y en consecuencia reducimos el inventario en favor de una gestión flexible que nos permite trabajar diariamente en Cross-docking.

En muchas ocasiones adoptar un sistema pull no es posible o no casa con el modelo de empresa, en estos casos el Cross-docking es una opción útil para gestionar productos que pertenecen a una partida concreta como: ofertas, novedades, inicios de temporada, etc. Nos aseguramos de que determinados picos de demanda sean gestionados mediante este sistema.

Cross Docking en empresas mayoristas

En el sector de la distribución donde es habitual importar de terceros países las mercancías, se hace todavía más interesante el uso de estrategias de Cross Docking.

Los artículos suelen llegar en contenedores de manera continua y constituye un verdadero reto gestionar todas las descargas, revisarlas, ubicarlas, etc. De la misma manera, aquí podemos usar el proceso de Cross Docking para eliminar operaciones intermediarias y optimizar el almacenaje, igualmente puedes pensar que ya lo estás haciendo, que el día que llega un determinado contenedor ya has citado al transportista para que se realice un transbordo o una carga ese mismo día, pero se trata de planificar una estrategia de Cross Docking a un nivel más elevado y continuado.

Para ello es necesaria una estrategia de comunicación eficaz con nuestros clientes, básicamente alinear las operaciones y coordinar: 

  • Descarga del contenedor: fecha y hora, contratación de colla de descarga, documentación.
  • Manutención a la descarga: playa de descarga, comprobación y consolidación, personal y medios.
  • Coordinación con los clientes receptores de la mercancía y establecimiento de políticas de compras coordinadas.
  • Coordinación con el transporte y envío.

 

Cross Docking en el ecommerce

En este caso, el ecommerce imprime a la empresa una tensión mayor al ser la velocidad en las operaciones un puntal estratégico para el éxito del negocio. En este sector debo decir que es un sector en el que el Cross Docking se aplica de manera habitual y forma parte del día a día, por lo que cabe describir de manera resumida cómo lo hacen.

La empresa se aprovisiona del stock y este es clasificado y ubicado por un lado como stock propiamente dicho que servirá para garantizar el servicio, que va al pulmón del almacén y por otro es considerado mercancía para envío que se maneja mediante Cross Docking y bien va directamente a la zona de preparación de pedidos o es etiquetada y colocada en expedición para su envío.

Los artículos no tienen porque pasar por un proceso de almacenamiento ya que en muchos casos parte de los artículos recepcionados ya están vendidos y no deberían de producirse re-trabajos con ellos, aquí un buen software ayuda mucho.

Si estamos hablando de que debemos ir más allá en nuestras operaciones de gestión de la mercancía, creo que es justo que pongamos un objetivo porque, cómo sabemos si el porcentaje de operaciones con Cross Docking es suficiente, es pobre o debe ser mejorado.

Cuál sería el porcentaje de Cross Docking ideal sobre el total de movimientos

Si queremos dar una cifra mensual al número de operaciones que deberíamos completar mediante Cross Docking, podríamos hablar de que un 40% de las mismas deberían completarse con este método, alrededor de esta cifra podemos asegurarnos una reducción notable en costes de almacenamiento y alcanzar una flexibilidad que será un aliciente para nuestros clientes.

En todo caso ese 40% debería ser un objetivo que lograr y una referencia de trabajo para mejorar constantemente.

Las condiciones ideales para hacer Cross Docking

jose carlos gisbert, cross docking, logística, consultor, formación

En la mayoría de los casos y en la actualidad solo un pequeño porcentaje de nuestras operaciones se realizan con este sistema, aunque muchas empresas reportan que habitualmente operan con técnicas logísticas parecidas lo cierto es que su aplicación siguiendo mínima. Son los operadores logísticos y los grandes centros de distribución los que aplican de manera continua este método, sobre todo apoyándose en la tecnología y en sistemas de almacenaje automatizados.

Si queremos avanzar en este sentido y dar un impulso a la gestión de nuestras operaciones mediante Cross Docking debemos tener en cuenta aspectos como:

  • ¿Qué productos podemos incluir?

Es probable que no todos los productos que manejamos sean susceptibles de gestionarse mediante CD o que su gestión suponga más desventajas que ventajas.

  • ¿Cómo se comporta la demanda?

Es esencial conocer cuál es el comportamiento de nuestra demanda para conocer si esta tiene un grado razonable de predictibilidad, es decir, en que grado es predecible y si este grado es compatible con ese 40% de gestión en Cross Docking, por ejemplo…

  • ¿Cómo coordinarnos con los proveedores?

Una condición indispensable para hacer Cross Docking es la fiabilidad de los proveedores. Tener a disposición la mercancía el mismo día y a la hora pactada es imprescindible. Así mismo ocurre con la fiabilidad de nuestros partners de transporte.

  • ¿Qué tecnología nos apoya?

El Cross Docking requiere de una tecnología que nos permita coordinar cada operación no solo de nuestra parte, también para coordinar y ejecutar la comunicación con proveedores, clientes y demás partners. Conforme se desarrolla este sistema tendremos que optar entre otros por sistemas y servicios como: sistemas automatizados de manutención, trazabilidad, sistemas de captura y gestión de datos, etc. 

  • ¿Están preparadas nuestras instalaciones?

Las instalaciones físicas donde realizamos las operaciones deben facilitar la entrada y salida de mercancías, las playas de carga/descarga deben estar acondicionadas para trabajar con este método, así como los muelles o los espacios de consolidación, espera y coordinación.

  • ¿Podemos crear un sistema de trabajo eficaz?

Operar en Cross Docking requiere de un plan, de una manera concreta de hacer las cosas que incluye a nuestro personal, están preparados para ello, están formados. por otro lado, las tareas administrativas y las tareas comerciales también sufren cambios cuando se trabaja con este método.

La empresa debe crear un plan de acción y un protocolo de trabajo que estructure cómo se hace Cross Docking en esta empresa y que incluya todas y cada una de las partes que intervienen en el proceso.

En definitiva, podemos asegurar que el Cross Docking es sin duda un sistema de trabajo que cuanto menos facilita la gestión de las mercancías, recorta los costes de almacenaje y favorece a nuestros clientes, desde FPL Logística siempre recomendamos hacer de esta práctica una forma habitual de trabajar, entendiendo que los cambios son complicados y que requieren de trabajo, constancia y mejora continua.

Te has preguntado qué porcentaje de tus actividades se realizan en Cross Docking…

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce


Almacén:5 claves para su gestión y organización.

Almacén:5 claves para su gestión y organización.

La primera clave de todas y la más importante: dale al almacén y a sus procesos la importancia que le corresponde.

Para muchos el almacén es un mal que hay que llevar con resignación, algo que genera costes y preocupaciones y que por incómodo o poco visible se le otorga un trato inferior respecto al resto de áreas o departamentos y si no responde a estas preguntas:

¿A dónde va la mayor parte de la inversión en formación de tu empresa?

¿En qué departamento se contrata a personal más cualificado, preparado o formado?

¿A qué área de tu empresa se asignan más recursos ?

¿Cuántas veces consultas con la gerencia del almacén las decisiones que les afectan?

En definitiva, la respuesta a estas preguntas es una invitación a la reflexión. Cómo es nuestra implicación en la gestión del almacén como empresa y que lugar ocupa en el orden de prioridades.

Una pregunta que te dará las claves

¿Qué pasaría con tus clientes si de repente no tuvieras almacén?

Básicamente que se irían a otro sitio. El almacén no solo es un espacio con estanterías para depositar la mercancía, es una garantía de servicio para tu cliente, algo que el valora por encima de muchas cosas: la seguridad que da la confianza en que su pedido estará disponible y lo recibirá correctamente, y esto se consigue a través de la gestión de los pedidos en el entorno de un almacén. Si tu negocio no se basa en la fabricación bajo pedido, comprenderás la importancia que tiene establecer una política de stocks para responder rápidamente a la demanda de tu cliente y al flujo de fábrica o aprovisionamiento.

Esto pone de manifiesto la importancia estratégica que tiene el denostado almacén y por su puesto, si  el almacén es importante, las personas que trabajan en el tienen que estar a la altura en nivel y formación.

Dentro de la cadena de suministro, podemos encontrar almacenes en prácticamente todos sus eslabones, desde los proveedores de materia primas, transportistas o OPL, fabricantes, importadores y distribuidores, pasando por la distribución, última milla o las propias tiendas. Todos tienen en común que son almacenes y que tienen que ser gestionados de manera adecuada, encontrando muchas coincidencias en los fallos de gestión en todos ellos que hacen necesario dar una serie de recomendaciones, como las que encontrarás a continuación.

Las 5 claves de gestión y organización del almacén.

Para llevar a cabo una revisión de la organización de tu almacén puedes empezar revisando cinco puntos básicos que te darán suficiente información a cerca de donde te encuentras y cómo puedes mejorar. Estos puntos o claves suelen ser comunes a todos los almacenes y están extraídos de mi experiencia trabajando como consultor y formador en diferentes almacenes de sectores diversos, a los que he prestado ayuda y formación desde FPL Logística.

Te dejo con ellos:

#1

El stock

Es obvio, el stock que se maneja en un almacén tiene que ser gestionado de forma adecuada ¿pero… qué es eso de “forma adecuada”?

Tener el mínimo stock posible, mantener un stock óptimo, otro de seguridad, establecer un punto de pedido, etc. etc. Lo clásico está bien, pero… Vamos a ir más allá.

Qué diferencia una buena política de stocks de otra que no lo es tanto. Básicamente tres cosas:

  1. Coordinación con producción: Esto es todo un clásico y además muy recurrente. Cómo vamos a poder controlar y gestionar un almacén si no controlamos el flujo de mercancías. En muchas empresas el área de producción o compras es la que lleva la voz cantante y esto se traduce en que producción produce lo que considera oportuno  y el almacén almacena como puede. Por la razón que sea, la entrada de mercancías en el almacén está condicionada por factores externos al mismo a los que tiene difícil el acceso o capacidad de corrección, ya sea por que sean áreas con un peso mayor en la empresa o porque la gerencia decida que el aprovisionamiento se realiza bajo unos criterios X que pocas veces tienen en cuenta la capacidad del almacén para absorber esos flujos. El resultado es una total desconexión entre producción y logística, lo que lleva a quemar la gestión del almacen y a crear una política de hacer lo que se pueda que cuesta miles de euros a la empresa todos los años y curiosamente, es un coste “fantasma” que pocas empresas están preparadas para valorar o contabilizar. Al coste económico de esta falta de coordinación se suma el coste humano en forma de trabajadores desactivados y sin iniciativa y lo que es peor, el servicio al cliente se resiente y esto a su vez provoca la caída en los ingresos de la empresa, vamos todo un completo… Y ahora…. En tu empresa, qué tal andáis de coordinación y planificación Producción/compras + Logística.
  2.  Previsión de la demanda. Es lógico pensar que si tienes que ponerte de acuerdo con producción o aprovisionamiento sobre la coordinación logística de las mercancías, tengas que tener en cuenta los condicionantes ligados a la planificación de la adquisición o fabricación de los artículos en tu empresa. Las campañas, promociones o compras oportunistas son entre otros factores los que desestabilizan la logística y tener un buen sistema de previsión de la demanda ayuda a aplanar y rentabilizar el área de aprovisionamiento y la logística. Utilizar una herramienta de previsión basada en hechos “objetivos” dejando de lado las impresiones, corazonadas o lecturas subjetivas del mercado te pondrá en el camino de lograr objetivos de ahorro en costes de producción, en costes por obsolescencia y costes de almacenaje, entre otros. Con la previsión de la demanda logramos anticipar un horizonte de producción más o menos controlado y establecer unos parámetros que luego ayudarán a logística y al almacén a organizarse y absorber la mayor parte posible de fluctuaciones en la demanda. La fluidez es necesaria entre producción y logística.
  3. Uso de la tecnología. La gestión del stock siempre ha supuesto un reto para la empresa, pero a grandes retos grandes soluciones y en este sentido la tecnología que pone al alcance de la gestión del almacén programas tipo SGA, no solo ayudan en la gestión del stock, también integra soluciones para el picking, inventarios, ubicación, expedición, etc. automatizando procesos y creando unos protocolos de Lay-out que optimizan la manutención del almacén. Muchas empresas optan por soluciones caseras apoyadas en un ERP, otras directamente se las arreglan con Excel o soluciones diferentes, pero sin duda el uso de un SGA es lo más recomendable para cualquier empresa que maneje un número de referencias susceptible de ser automatizado, en mi bagaje profesional he colaborado con empresas que manejaban 5000 referencias y acababan de adquirir un SGA y otras que manejaban 1500 e incluso 24000 referencias y no tenían ni esperaban tener un SGA, pero mi conclusión es clara, SGA SI, pero con un personal formado en la gestión convencional del almacén, recuerda: Personas – procesos – tecnología, por este orden.

#2 

La calidad

Hacer las cosas lo mejor posible con el mínimo coste, suena muy bien, si esto pudiese concretarse si pudiéramos controlar la calidad de todas las operaciones, quizás llenaríamos la empresa de manuales y estándares como las grandes compañías, pero ¿es realmente necesario?

Sin duda, la calidad y su control deben ser un prioridad en la empresa pero sobre todo en el almacén, vamos a poner el mismo interés en controlar la calidad de lo que hacemos en logística como si de el área de producción se tratase. El almacén es el último eslabón de la cadena antes de pasar al cliente y si en algún sitio debemos poner un control de calidad en precisamente : en el almacén o más bien en sus procesos.

No hace mucho tuve la oportunidad de asesorar a una empresa que era distribuidora de artículos de hogar y fiesta, manejaba más de 20.000 referencias y tenía un serio problema en la consolidación de sus pedidos. Los clientes de esta firma reclamaban continuamente errores en los artículos recibidos, algunos de estos no coincidían con el pedido, eran de colores o tamaños diferentes o llegaban rotos. Al ser una empresa distribuidora, no fabricaba los artículos que vendía pero los importaba de China en grandes cantidades así que el reto de mejora en la calidad era importante, te nombraré alguna de las medidas:

De manera resumida: Obviamente hubo que actuar sobre los estándares de fabricación y envío de sus partners en China, de cuáles eran los requerimientos de fabricación y si estos se estaban cumpliendo (Control de calidad en fabricación), por otro lado se rediseño el sistema de consolidación y etiquetaje de la mercancía antes de ser enviada (control de calidad en almacén del importador), para actuar sobre el error de base en las instalaciones del importador y facilitar el trabajo de la firma en España a la recepción y clasificación de la mercancía, adoptamos diversas técnicas de asignación de referencias por contenedor, formación para el partner chino y finalmente colocamos un control de calidad eventual en la recepción de la mercancía. Para controlar la calidad en la consolidación de los pedidos se estandarizó entre otros el picking y se estableció un control de calidad fijo final antes del envío de la mercancía. Con ello se corrigieron la mayoría de los errores y descendió drásticamente el número de reclamaciones, al margen de otra serie de logros no relacionados con la calidad que estamos nombrando.

Esto nos viene a confirmar el hecho de que un equipo de almacén o logística con formación y capacitado para realizar operaciones con la calidad como objetivo de trabajo es una garantía de trabajo bien hecho. Por otra parte, a este equipo profesional se le debe dotar de herramientas y procedimientos operativos sencillos que les ayuden a llevar a cabo los objetivos de calidad sobre todo enfocados en el cliente.

Conceptos como el cliente interno, la integración de departamentos y la participación activa de el personal de logística y los sistemas de control e indicadores de calidad deben ser norma habitual y sistema de trabajo natural para un almacén que se precio de ser competitivo y flexible a la logística actual.

#3

Outsourcing

La empresa cada vez está más concienciada en centrar sus esfuerzos y recursos en las operaciones que son realmente estratégicas para su cuore business, subcontratando las operaciones de las que puede prescindir y que le restan recursos. Gracias a que cada día hay más partners especializados en asumir estas tareas la subcontratación está en alza y es una opción que se integra el los modelos de negocio de muchas empresas.

Pero todo tiene su doble filo. El Outsourcing es un estrategia que puede beneficiar a una empresa y hacerla más competitiva pero también puede ser una fuente de problemas y preocupaciones.

Por un lado la cesión de tu marca a un tercero y que este no responda de manera adecuada puede generarte conflictos con tus clientes que son de complicada resolución y realmente incómodos para todos, si las relaciones empresa – cliente ya son complicadas, empresa – subcontrata – cliente pueden ser traumáticas. Para ello cabe recordar lo importante que es:

  1. No dejar nunca de auditar a tu partner, la confianza en el debe basarse en una relación fluida y que permita abordar los fallos con transparencia, no quiero decir que seamos desconfiados, solo que seamos realistas.
  2. La calidad la marcan nuestros clientes, ellos son el mejor termómetro de la temperatura de la relación con el Outsourcer y de su trabajo. Esta temperatura o calidad de trabajo debe coincidir con los datos que intercambie con nosotros nuestro partner basados en su control de la actividad que realiza con nuestras mercancías.
  3. La comunicación debe ser bidireccional y transparente, para ello la tecnología ayuda mucho y en este sentido cada día son más los operadores que utilizan la integración de software para ofrecernos datos en tiempo real de lo que está ocurriendo con nuestras mercancías.
  4. Si necesitamos que algo se haga de una determinada manera, enseñemos a nuestro partner a hacerlo, compartamos nuestro conocimiento para lograr una integración positiva para todos.

Por otro lado, la subcontratación de determinadas operaciones debe hacerse con la idea de que nuestra empresa irá asumiendo retos y desarrollando o innovando en su modelo de negocio. La innovación se encuentra en muchas ocasiones con la dificultad de adaptar una idea a un procedimiento y si este procedimiento u operación no lo hacemos nosotros nos encontraremos ante un problema operativo: hasta que punto podemos establecer un Know Know con el partner.

La flexibilidad que se nos exige como empresa para adaptarnos a los nuevos tiempos logísticos, la debemos buscar también en nuestros partners, porque es la flexibilidad que nos irán demandando nuestros clientes y el mercado en general. Esto se hace todavía más importante en el caso de las empresas online.

#4

El equipo humano

Con la formación adecuada y la organización correcta, el equipo de logística de cualquier empresa puede y debe autogestionarse en el día a día de manera eficaz, esto quiere decir que a pesar de la complejidad y la tensión de las operaciones logísticas estas no deben suponer un problema de trabajo si la plantilla está trabajando con el enfoque adecuado, en este caso el mando intermedio es crucial, ese jefe de almacén o director de logística. Si algo falta en general en la industria de este país son mandos intermedios con formación y experiencia. Se pasa del operario que asume las funciones de jefe por diferentes motivos pero sin preparación al directivo con formación académica superior pero que carece de las herramientas de liderazgo en entornos de batalla como los almacenes, que marcan la diferencia.

La solución pasa por formar a todo el equipo, como en este caso hacemos en FPL, y además dotarles de herramientas de auto gestión, porque no nos engañemos, la logística dentro del ecosistema de la empresa está sola por desgracia. Esto supone que las acciones de mejora que lleva a cabo la empresa, en muchos casos, se centran en otras áreas dejando en un segundo plano las necesidades de formación y reciclaje de los equipos de almacenes y logística, lo que supone centrar los recursos en áreas como vetas, administración, etc. Es algo parecido a querer perder peso haciendo ejercicio pero solo con los brazos, ¿no funciona, verdad? para perder peso tenemos que mover las piernas, andar, correr y las piernas son la logística de la empresa.

Bajo mi punto de vista y con la experiencia que particularmente puedo aportar, la formación e estas áreas es imprescindible y debe ser prioritaria para la empresa. Podemos diferenciar diferentes capas sobre las que construiremos una sólida base:

  • Formación y reciclaje: Dirigido a directivos, mandos intermedios y operarios, enfocada en crear una sólida base de conocimientos y operativas que aporten la visión global de las operaciones que contribuya a tener una percepción abierta de cómo desarrollar el trabajo y enfrentarse a los retos en el campo de batalla del día a día. Formación como la que aplicamos basada en práctica y teoría en función de la empresa o el tipo de equipo.
  • Formación especializada + consultoría: Trabajando con el equipo del almacén los procesos concretos como: picking, organización del trabajo, manutención de las mercancías, expedición, calidad, etc. Formación en este caso con más de un 70% de contenido práctico y configurado en función de la empresa con apoyo del consultor.
  • Formación en integración y trabajo en equipo de departamentos, enfocada en facilitar loa comunicación entre las diferentes áreas de la empresa con el fin de trabajar en equipo por objetivos comunes.

Las tres capas de formación son perfectamente compatibles y planificadas de la manera que solemos programar en FPL, ofrecen a la empresa una escalada de desarrollo realista y comprobada hacia la mejora en todos los ámbitos de las operaciones y esto se refleja automáticamente en el cliente y el los costes, al margen de dar motivación a los trabajadores, herramientas a los mandos y equipos y capacidad de desarrollo y flexibilidad a la empresa. Provocamos cambios tranquilos que buscan vencer la resistencia a lo nuevo.

#5 

La gestión del control

¿Cómo comprobamos que todo está funcionando?

Los nuevos tiempos que vive la logística, impulsada por el ecommerce, la innovación, las nuevas tecnologías y los nuevos conceptos de comercialización hace que el cliente asuma que las cosas se deben hacer mejor y en consecuencia eleve el nivel de exigencia a nuestras empresas. Lo que antes era una incidencia en la entrega de un pedido cualquiera, que se daba como endémica de la industria, hoy no se pasa, el cliente ya no la ve como algo normal o característico de las relaciones B2B  la ve como una razón más para cambiar de proveedor y lo que antes no provocaba la reclamación del cliente hoy si, y además nos pilla a contra pié.

Por todo ello es necesario monitorizar con datos lo que está ocurriendo fuera y dentro de nuestra empresa, para ello tenemos a nuestro alcance una variedad de indicadores de gestión y productividad que nos pueden ayudar, pero sería recomendable centrar la aplicación de estos indicadores en dos áreas concretas:

  1. El cliente (procesos externos): Cuál es el nivel de servicio a nuestro cliente, cómo funciona todo lo que tenga que ver con su confianza, qué indicadores nos pueden ofrecer una fotografía de cómo de satisfecho está nuestro cliente con el trabajo que realizamos, es fundamental: departamento de atención al cliente, post-venta, devoluciones, transporte, entrega, etc.
  2. Los procesos internos: si nuestro cliente no está contento debemos saber que es lo que no estamos haciendo bien, pero no de manera superficial, si no acudiendo a la causa raiz del problema. Los indicadores asignados a diferentes procesos del almacén: Picking, packing, expedición, montaje, etc. Nos dan el dato de situación y la razón de mejora en función de los parámetros de calidad del cliente y de los objetivos de la empresa.

¿Qué pasa con los datos que recogemos?

Si nos planteamos la obligación de recoger los datos generados por los diferentes indicadores que hemos colocado en los diferentes procesos que hemos visto: stocks, gestión del almacén, productividad, servicios al cliente, calidad, auditoría, formación, etc. Debemos tener un plan, es decir, debemos tener una fotografía clara de lo que pretendemos conseguir con los datos recogidos una estrategia que nos indique que hacer con esos datos o que buscamos lograr con esos datos: una perspectiva de la productividad, un estudio de nuestro nivel de servicio, una herramienta de mejora, una visión de cómo lo estamos haciendo…

Por otro lado, debemos tener un sistema de recogida y tratamiento de estos datos que nos ofrezca una seguridad y estabilidad que permita tomar decisiones sobre datos objetivos, dejando de lado o en segundo plano los datos subjetivos que nacen de nuestras percepciones particulares.

BI (Business Intelligence) Para el almacén y la consultoría.

Cuando empresa da el paso de buscar consejo y ayuda, es importante conocer que no iremos a ciegas y que los pasos que se darán están basados en la recogida de datos que nos ayuden a entender cómo funciona el almacén al que debemos ayudar en una consultoría.

Desde FPL desarrollamos un trabajo de captación de datos no invasivo para el almacén o su equipo, basados en el uso de la tecnología BI aplicada a los procesos del almacén, que nos permite conocer los parámetros de productividad que luego nos ayudarán a diseñar un plan de ayuda a la empresa, en consultoría y formación, para la mejora de las actividades, la formación de los trabajadores y la creación de sistemas de trabajo y mejora basados en datos objetivos y medibles con un impacto real y comprobable. Nuestro software APC V.1.0 nos permite realizar diagnósticos de productividad general o por procesos que tras su tratamiento dará a la empresa una clara vía de trabajo y acotará nuestra actuación sobre el problema.

almacén, logística, business Intelligence, consultor, jose carlos gisbert

Consideraciones finales

En definitiva, la tensión del trabajo en la logística casi siempre impide que podamos levantar la cabeza y ver más allá de nuestro espacio, lo que dificulta la adopción de nuevas perspectivas de trabajo, la cantidad y complejidad de las novedades que se producen continuamente, el conocimiento de cómo lo están haciendo otros o la simple concepción de que algo hay que cambiar en nuestras instalaciones para ser más productivos y competitivos. Créeme que por la experiencia adquirida en todos estos años de trabajo en el sector, la formación y la estructura de un sistema de trabajo son la mejor base para el éxito en las operaciones logísticas, te invito a que lo pienses y también a que imagines cómo sería tu almacén o logística con un equipo reparado para todo…

Jose Carlos Gisbertlinkedin, jose carlos gisbert, blog de logística ecommerce

Director, consultor y formador de FPL Logística

Gracias por concederme parte de tu valioso tiempo.

Me gustaría que si te has interesado por lo que he expuesto, tuvieras la oportunidad de ver con detalle información de cómo podemos ayudar a tu empresa:

  • Acerca de nuestra formación logística: ACCEDER
  • Acerca de nuestra consultoría logística: ACCEDER
  • Acerca de BI para almacenes: ACCEDER
Internet de las cosas & logística, cómo prestar un servicio excelente.

Internet de las cosas & logística, cómo prestar un servicio excelente.

Cómo mejora el IOT los procesos logísticos, expuesto de manera clara y concisa. Descubre El futuro de la logística.

Internet de las cosas o IOT (internet of things)

Un término que primero es llamativo por lo que significa, pero sobre todo es y será una herramienta muy productiva para la logística en los próximos años.

La cadena de suministro es una estructura cada vez más global. A ella se van sumando actores nuevos que antes no se observaban, lo que hace más complicada la generación de fluidez en las operaciones y la recopilación de datos o trazabilidad. 

Procesos como el ecommerce, la globalización o la apertura de fronteras de la información que proporciona internet ha sido disruptiva para la logística, lo que está suponiendo un reto muy complicado de vencer.

La logística está un paso por detrás de la tecnología y muchos más pasos por detrás de conceptos como el cliente, los modelos de consumo o las tendencias de la sociedad.

Esta separación provoca que logística y Supply Chain trabajen de manera ineficaz y poco alineada con los cambios y exigencias del consumo.

Si tuviéramos que buscar una herramienta o un sistema que nos permitiese acercar la logística a la sociedad y a la industria, sin duda esta sería IOT. 

Iot ¿Qué es?

Vamos a entender de qué estamos hablado.

El internet de las cosas, de manera resumida, es el conjunto de conexiones que existen a través de internet de diferentes dispositivos: Ordenadores, Smartphone, Tablets, Electrodomésticos, etc. Tanto grandes como pequeños, tanto particulares como empresariales, todos ellos conectados a la red de redes.

Esta conectividad permite establecer una trazabilidad o control sobre las actividades, movimientos, ubicaciones o intercambio de datos, que se producen a diario en estos dispositivos. Cabe mencionar que este principio de conectividad es perfectamente válido para la logística, en función de los dispositivos relacionados con esta y que están conectados a internet.

Por lo tanto, la conectividad que se aplica a los dispositivos cotidianos es aplicada también a los empresariales y por ende, ofrece una trazabilidad, control o actividad que puede ser aprovechada en beneficio de mejorar la logística y en definitiva el servicio al cliente. 

IOT ayudando a la logística

La gestión de la cadena de suministro se complica cada vez que se hace global y genera una serie de puntos críticos que en el entorno logístico son de sobra conocidos.

La cantidad de factores externos que escapan al control de las operaciones a nivel nacional e internacional, en el transporte marítimo o terrestre o en función de los tipos de mercancías, provocan un volumen muy grande de incidencias a las que es muy difícil hacer un seguimiento, aplicar alternativas o solucionar problemas de manera rápida y eficaz. 

Daños y perdidas en mercancías como los alimentos, productos con frío controlado, mercancía de alto valor, o productos industriales, junto con los daños objetivos provocados por el mal nivel de servicio al cliente son una lacra que sufre la logística de manera endémica y es ahí donde el IOT puede tener un papel muy interesante.

Facilitará la trazabilidad y el control de las operaciones desde cualquier punto del planeta y en cualquier situación e incluso dispositivo, basándose en la conectividad particular de cada dispositivo relacionada con cada operación y la gestión adecuada de la información que proporciona esta conectividad en cada caso y con una estructura que facilita la toma de decisiones de manera remota y objetiva.

Las perdidas que se producen de manera continua, justifican que entremos a valorar como el IOT puede mejorar la gestión Logística en general.

IOT aplicada los puntos críticos en la cadena de suministros.

Veamos algunos ejemplos, en los que el IOT o más bien su principio aplicado puede ser de ayuda.

La entrega del producto: Plazos y horarios.

El principal objetivo de la logística se encuentra al final de toda la cadena, es la entrega del pedido en hora, fecha y condiciones pactadas, todo lo que no sea este correcto cumplimiento es un fracaso de la gestión y una razón por la cual el cliente puede decidir buscar otro proveedor, en este sentido todos los esfuerzos de la cadena se encaminan en lograr este objetivo.

Tanto a nivel de la entrega B2b como B2C, la trazabilidad que pueden proporcionar la tecnología aplicada desde el punto de vista IOT, puede suponer la anticipación a los problemas generados por el desconocimiento de donde se encuentra la carga, el camión, contenedor, etc. de cara a coordinar el uso de diferentes modos de transporte.

También qué circunstancias externas afectan a la situación de la carga: tráfico, accidentes, climatología, averías, etc. Que pueden originar retrasos graves y que la falta de seguimiento en ambos casos puede ser origen de errores y desconocimiento de las circunstancias y su posible solución.

IOT y las aplicaciones y dispositivos pueden determinar la posición de vehículos, cargas, contenedores, etc. en cada momento y pueden determinar las circunstancias que los rodean para programar, reprogramar la entrega o tomar una decisión in situ.

Los productos refrigerados y la temperatura

Cuando se transporta mercancía a temperatura controlada, esta debe mantener unos valores predeterminados por cada tipo de mercancía, la rotura de esa “linea” de temperatura puede suponer el rechazo de la carga por parte del cliente o entre otros, la perdida de condiciones para su consumo y la consiguiente perdida del producto.

Cada vez que se manipula el producto ya sea en carga o descarga, transbordo, conexión y transporte, manipulación en puertos, almacenaje, etc. Se está corriendo el riesgo de que se produzca una rotura en la trazabilidad y si esta ocurre, por ejemplo, en un lugar lejano al que no tenemos acceso (un puerto de un país en tránsito), y desconocemos esta rotura, cuando llegue la mercancía a destino será demasiado tarde para actuar y se perderá la carga. 

En este sentido el IOT se puede aplicar a la implantación de sistemas de control de temperatura en transporte o cualquier medio a tiempo real, con conexión y transmisión de datos por internet, que nos den una lectura continua y unas alertas sobre el transporte y la temperatura que alerten de manipulaciones, averías u otras incidencias y den suficiente margen para actuar en cualquier lugar del mundo.

La gestión de flotas

Coordinar el mantenimiento de la flota, con las necesidades del servicio y las incidencias del día a día es básico para garantizar al cliente un nivel de servicio optimo.

Las averías, los periodos de descanso de los conductores, el mantenimiento de los vehículos y la planificación de rutas pueden verse mejorados en su coordinación mediante los datos que arrojan dispositivos enfocados en IOT que a la vez que monitorizan la organización de la flota y el transporte, pueden alertar en tiempo real a través de internet sobre incidencias relacionadas con el transporte y coordinar rápidamente la solución o coordinar de manera anticipada situaciones de mantenimiento de flota sea de carretera, avión u otro tipo de medio de transporte.

Mercancías especialmente delicadas

Cuando hablamos de transporte de mercancías delicadas, podemos referirnos a mercancías peligrosas o cargas valiosas, entre otros. Por estas especiales características, es más necesario aún si cabe controlar al trazabilidad, hacer el seguimiento y la ubicación y evaluar las condiciones externas, como hemos visto antes. 

Además, IOT puede ser aplicado para vigilar en todo momento el estado de la mercancía y su manipulación, sobre todo si hablamos de productos químicos o explosivos y el impacto que puede tener una fuga, avería o manipulación no programada, o estamos en el terreno de mercancía valiosa que puede sufrir intentos de robo.

En estos casos, la detección del incidente In Time mejora notablemente la respuesta y minimiza los efectos que se derivan del incidente.

Última milla y la e.logística

Donde el éxito de la entrega es la clave para fidelizar al cliente y donde se producen los mayores niveles de estrés logístico.

El IOT está presente de manera inmediata en los dispositivos de uso común del cliente, básicamente Smartphones, que están en constante intercambio de datos a través de la red, el uso de apps puede contribuir a conectar a través de internet al cliente con el transportista optimizando de esta manera la comunicación que da como resultado un servicio de entrega más personalizado y altos niveles de satisfacción del cliente.

última milla, jose carlos gisbert, logística

Los frenos o barreras para el IOT

En principio, las barreras están en la propia tecnología y lo avanzada y asumible que sea. Si esta tecnología está cada vez más implantada es más fácil de asumir por parte de la empresa, por lo tanto una de las barreras de adquisición es su coste y aplicación.

Por otro lado, estamos hablando de conexión a internet, si lo vemos desde el punto de vista de la conexión global podemos encontrar que determinados países no son capaces de ofrecer unas conexiones optimas, por lo que constituyen puntos ciegos de datos en los que estas tecnologías no son operativas.

El coste de el IOT y su percepción

El coste de la implantación de tecnología enfocada en IOT puede ser cuantificado en función del coste de no tener esta tecnología.

El IOT no es una tecnología en si misma, si no un enfoque de aprovechamiento de las posibilidades que ofrece la conectividad de los dispositivos que usamos y que va a proporcionar al cliente un servicio excepcional, un ahorro en costes a nuestra empresa, un mejor aprovechamiento de nuestros recursos y una sostenibilidad de nuestras actividades.

Decididamente es una apuesta segura a medio – largo plazo.


Conclusiones 

El internet de las cosas y su aplicación como estrategia de comunicación, coordinación y anticipación a los problemas de la logística y a los deseos de los clientes, es una herramienta que está cambiando el concepto del uso de la tecnología, ya no basta con tener tecnología, esta tiene que ser útil más allá del mero uso inicial.

Un software de gestión de flotas puede ser adecuado para conocer algunos indicadores sobre el funcionamiento de nuestra empresa o nos puede permitir reducir costes, pero eso ya no es bastante, además ese software tiene que integrarse con la actividad de la empresa y con las demandas de los clientes, de manera directa y en tiempo real permitirnos tomar decisiones en base a datos proporcionados por dispositivos de uso común  integrados en un conjunto de gestión del internet de las cosas (de la empresa o más aún de la cadena de suministro en la que la empresa está integrada).

Todo un reto del que ya podemos beneficiarnos y que en el futuro más próximo será bandera de las empresas más competitivas.


Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en el área logística

Autor y experto en logística e ecommerce

Lo que nadie te cuenta sobre el ecommerce

Lo que nadie te cuenta sobre el ecommerce

 El pasado día 22 de enero publiqué en Pulse (Linkedin)[ Link] un micro post que tuvo una audiencia de mas de 2000 visitas, así que ahora me gustaría compartirlo en mi blog y además ampliarlo.
El resultado final es este, espero que te guste tanto como el que leíste en Pulse y si no lo has leído, disfruta, comente y comparte!

He tenido o mi jefe ha tenido la original idea de montar un ecommerce… voy a formarme!

Es lógico pensar que antes de comprarse un  coche hay que aprender a conducir… por muchos motivos que no entraremos a valorar, esto traducido y enfocado al tema que tenemos entre manos podría ser algo como: Antes de montarse un ecommerce hay que aprender cómo hacerlo.

¡Así que vamos a ello! Nos ponemos a buscar formación sobre ecommerce.

Si damos un repaso por todas las grandes y pequeñas instituciones, escuelas de negocios, centros de formación y demás negocios relacionados, encontraremos que si necesitamos formación relacionada con el ecommerce en todos nos ofrecerán:

  • Másters de ecommerce
  • Cursos ecommerce y marketing online
  • Cursos ecommerce y marketing
  • Máster marketing y emprendedores
  • etc. etc.

En todos ellos podemos encontrar contenidos muy correctos dentro de lo que es el tema, todos relacionados con el marketing, la plataforma online de venta, las redes sociales, la gestión de los clientes, los contenidos sociales, el SEO, los buscadores, la publicidad, las páginas web, las aplicaciones tecnológicas, los sistemas para crear startups, el CANVA, el Lean Startup, el enfoque al cliente y así podría segur media hora más…

¿No crees que aquí falta algo?

Venga te dejo dos minutos para que lo pienses…

¿Ya lo tienes?

Uff, cuesta, son muchas cosas, el marketing, las ventas, la web…

Vamos dos minutos más…

Si no logras ver lo que falta en todas estas ofertas de formación y además tienes un ecommerce…. amigo/a tienes un problema y serio !

Después de haber realizado ese Máster estupendo de 5000€ o ese curso genial, te conviertes en una máquina de hacer páginas web, estrategias de socialmedia y marketing online, lo que viene siendo un Hipster a todos los efectos, hasta puede que te dejes barba y todo, si eres un chico, o vayas por la calle con pamela y gafas de sol enormes si eres una chica.

¡Ya lo he logrado! Tengo una tienda online y mi jefe se relame, nos vamos a forrar !

Pasas horas delante del ordenador disfrutando de tu criatura y de repente un día…

¡Te compran! Si eso que esperabas conseguir con tu creación. Te compran, visitan tu web y empiezan a llegarte pedidos, uno, dos, cinco, ochenta, ciento cincuenta…

Y en ese momento te das cuenta de que todos esos Másters y cursos tan “cools” no te han preparado para que hagas bien lo único que tienes que hacer bien en este puñetero negocio: Enviar a tus clientes lo que te piden en tiempo y forma prometidos.

Creo que a estas alturas ya habrás entendido que estamos hablando de: logística, si eso de lo que nadie habla pero que si lo haces mal sencillamente hundes tu ecommerce en menos de un año, a ver vuelve a repasar los contenidos del Máster… vaya esto no sale !

Ante esta perspectiva, decides que hay que formarse en logística y a los 5000€ del Máster “super cool” le añades otros 4000€ (coge la calculadora… 9000€) de un pedazo de Máster en operaciones logísticas y lo terminas de arreglar ! Vamos que no te salva de la caída ni los bomberos.

Porque digo esto, te sorprendes, estás apunto de mandarme a la porra. Así es, un Máster de logística te prepara para gestionar la logística convencional, es decir… no es la solución. A problemas concretos soluciones concretas es decir: elogistica o logística aplicada al ecommerce y a sus operaciones.

Como decía mi abuelo: Todo tiene solución en la vida, menos los impuestos y la muerte.

Así es, si después de hacer un Máster o dos… quieres realmente tomarte en serio el ecommerce y hacer lo correcto…

Ahora viene cuando te vendo lo mío, dirás este tipo me quiere vender la moto y así es querido/a yo vivo de esto.

Pero lo cortés no quita lo valiente y tienes que reconocer que tengo razón. Solo hay una escuela que apuesta por la e.logística: FPL Logística. Cómo, diseñando e impartiendo cursos de logística aplicada al ecommerce y realizando consultoría especializada (a problemas concretos soluciones concretas, no generalices).

Ahora es cuando te reto a que cojas el toro por los cuernos y te plantees si puedes hacer más por tu ecommerce, yo creo que sí, si has llegado hasta aquí es por que te interesa, desde luego tus clientes te lo agradecerán y tu cuesta bancaria o cuenta de resultados también .

Solo me queda hacerte la ola cuando entres en la web:

fpl logística, ecommerce, formación

Gracias por tu paciencia y déjame que te cambie la vida (esto último es del gran Emilio Duró)

linkedin, jose carlos gisbert, blog de logística ecommerceJose Carlos Gisbert 

 

SERVICIOS DE FORMACIÓN

Impartición de formación In Company para empresas. Diseño e impartición de cursos en escuelas y organizaciones como Freelance. Organización e impartición de formación presencial e elearning

SERVICIOS DE CONSULTORÍA

Ayuda profesional en las áreas de: Logística, ecommerce, digitalización de negocio, transporte & distribución, gestión de almacenes, formación y Lean Supply Chain

Pin It on Pinterest